Nuestra primera parada en Japón fue la antigua ciudad imperial de Kioto. El vuelo de KLM aterrizaba en Osaka a las 8.35 de la mañana tras un vuelo de 11 horas desde Amsterdam en el que la pequeña durmió casi todo el viaje pero fue muy pesado porque no nos dieron cuna y la tuve casi todo el vuelo en brazos, pero algo pudimos descansar y ella llegó perfecta para el largo día que le esperaba.

Junto al aeropuerto encontramos la estación de tren donde activamos nuestros pases de Japan Rail Pass para coger el primer tren en Japón, un trayecto de poco más de una hora para llegar a la enorme estación de Kioto. También, allí mismo, activamos el Japan Connected-free Wi-Fi que con su aplicación nos podemos conectar a redes Wi-Fi gratuitas de los aeropuertos y estaciones de tren principales y en los 7Eleven. Fue la forma que elegimos para mantenernos conectados fuera de los hoteles, pero apenas lo usábamos ya que de viaje preferimos ser menos dependientes de los móviles y disfrutar más de las cosas.

Japan Connected-free Wi-Fi

img_6377

Tras desesperarnos algunos minutos buscando la salida más cercana a nuestro hotel que era Hachijo-Higashi, al final siguiendo las indicaciones de los letreros conseguimos salir y a unos 5 minutos encontramos nuestro hotel para las próximas 6 noches.

El Hotel Sakura Terrace es perfecto para visitar Kioto con bebe ya que las habitaciones son algo más grandes que la media japonesa (en japón las habitaciones son enanas al igual que las camas). En este hotel teníamos cama de matrimonio pero no habían cunas, el tener lavadoras y secadoras gratis en la cuarta planta estuvo genial para llevarnos toda la ropa limpia a nuestra siguiente parada, el cóctel gratis todas las tardes con música en directo y los baños públicos con sauna que también eran gratis fueron perfectos para los momentos de relax cuando llegábamos cansados por las tardes. Lo mejor era también el precio con una media de 100 – 110€ la noche, calidad precio es excelente.

Hotel Sakura Terrace Kioto

Día 1

A las 12 del medio día llegamos a nuestro hotel, pero la costumbre en Japón es entrar en los hoteles a partir de las 2 de la tarde así que dejamos las mochilas y nos fuimos a comer. Comimos en uno de los muchos restaurantes de sushi que puedes encontrar en la estación y para ser el primer sushi de Japón recordamos que fue uno de los mejores. Antes de ir al hotel paramos en el Don Quijote que había junto a la estación, es una tienda donde puedes encontrar casi de todo y a precios muy buenos y allí encontramos algo de comida de bebes y pañales, podemos decir que es de los pocos lugares en Japón donde los encontrarás porque en los supermercados no hay nada para bebés, sólo en algunas droguerías.

Tras una merecida siesta en el hotel tocaba un poco de turismo y nos indicaron que los buses 202 y 207 salían a escasos metros del hotel hasta la zona de Gion.

Enseguida anochece en Japón así que nuestra visita al Templo Chion-in, conocido por las escaleras de la película de El último Samurai, y a Maruyama Park fue nocturna. Visitamos el barrio de Ponto-chó, Gion y su calle Hanamikoji que es una de las más emblemáticas de Kioto y muy frecuentado por geishas.

Día 2

Madrugamos para conocer la ciudad de Nara. Os lo contamos todo en nuestra entrada Excursión a Nara desde Kioto.

Para cenar disfrutamos en uno de los restaurantes de sushi más recomendados de Kioto, Chojiro, en el barrio de Ponto-chó. El día de antes reservamos ya que es un sitio que suele tener mucha cola y la verdad es que nos encantó ya que calidad precio era excepcional, unos 15€-18€ por persona con cerveza, decimos con cerveza porque es lo que más sube el precio en las comidas de Japón, ronda el medio litro entre 6€-10€ mientras que el agua la tienes gratis en todos los restaurantes.

Día 3

Visitamos Hiroshima y la isla de Miyajima con el tren bala. Os lo contamos en Hiroshima y Miyajima en un día.

Día 4

Pasamos la mañana visitando el espectacular Castillo de Himeji y comiendo en Kobe su típica carne. Toda la información en Una mañana en el Castillo de Himeji.

En volver a Kioto decidimos inspeccionar la gran estación de trenes, llena de centros comerciales, cines y lo que más nos gustó su plataforma aérea con un pequeño parque donde descansar. Justo en frente de la estación encontramos la Torre de Kyoto y muy cerca el Templo Higashi-Honganji que es gratuito entrar. Muy cerca se encuentran los jardines Shosei-en y el Templo Nishi Hongan-ji también gratuitos.

Día 5

Tras tantos días de excursiones fuera de Kioto ya tocaba conocer profundamente la ciudad imperial. Se nos pegaron un poco las sábanas y nos pusimos en marcha sobre las 11 de la mañana, un grave fallo ya que había que ver mucho y la noche cae pronto.

Utilizamos para movernos en los buses durante todo el día el pase All Day Pass Bus que se adquiere en la taquilla de la oficina de los autobuses que se encuentra al salir por la puerta principal de la estación de tren a mano derecha. Su precio es de 500Y y puedes coger todos los buses que quieras durante ese día. Es la manera más económica ya que el precio del bus es 240Y. Y recuerda subir por la puerta de en medio y bajar por la de delante para pagar.

Nos dirijimos a la zona Higashiyama y nuestra primera parada fue Sanjusangen-do y sus 1001 estatuas de la Diosa Kannon y el precio de la entrada es de 600Y, sus estatuas como si de un ejército se tratase son impactantes pero está prohibido fotografiar y la visita apenas dura 20 minutos así que con falta de tiempo es un templo que se puede prescindir. Para continuar coger bus 100 o 206.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La siguiente parada fue Goyo-zaka para visitar Kiyomizu-Dera conocido como el Templo de Agua Pura, se accede a través de una subida empinada de 10 minutos acompañada de locales de venta de souvenirs y de comida rápida. El templo llama la atención por sus increíbles vistas y por el agua del manantial que dicen que tiene propiedades terapéuticas, así que toca hacer cola para beberte un vasito. Y muy importante, tiene buen acceso para carritos de bebe.

Volvimos a coger el bus 100 para bajar en Ginkakuji-mae para visitar el Templo Ginkakuji y sus jardines zen y la naturaleza que le rodea. el precio de la entrada es de 500Y. Al salir ya tocaba comer y muy cerca encontramos un buen restaurante de sopas.

Había que bajar la comida así que nada mejor que pasear por la sombra de los árboles del sendero de la filosofía (Tetsugaku-no-michi) que comienza en Ginkakuji y termina en Eikan-do. El paseo es de unos 30 minutos y si tienes tiempo puedes ir haciendo paradas en los numerosos templos que dan al camino.

Al final del camino nos topamos con el Templo Nazenji, un recinto monástico y de templos budistas que se encuentra en la lista de Patrimonio Cultural de Japón. Ya se nos hacía tarde y estaban a punto de cerrar así que sólo pudimos visitar la parte gratuita, cierran a las 5 y su precio es de 500Y.

Tras descansar un rato en el hotel, acabamos el día dando un paseo nocturno por la zona de Ponto-chó.

Día 6

Para nuestro último día en Kioto nos reservamos la visita al espectacular Fushimi Inari al que se llega en tren con la línea JR Nara. Os contamos nuestra visita en Fushimi Inari-Thaisa a primera hora

Tras la visita, volvimos con el tren a la estación de Kioto para ir a la zona de Arashiyama, a la que se puede ir gratis con la línea JR Sagano si se tiene el Japan Rail Pass parando en Saga Arashiyama, para pasear por los bosques de bambú. No nos parecieron muy auténticos ya que estaba muy preparado para el turista. Muy cerca encontramos un parque infantil que recordaba nuestra niñez, nos sorprende que conserven todavía los parques como antaño en un país tan moderno.

Volvimos a coger el tren en dirección a Kioto para parar en Nijo, donde muy cerca se encuentra el castillo de Nijo. Este Castillo forma parte del conjunto de Monumentos históricos de la antigua Kioto y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1994, siendo una de las construcciones del periodo Edo más espectaculares de la ciudad. Su horario es de 9 a 17 horas y su precio 600Y. Los exteriores se pueden visitar con el carrito de bebé y para acceder al edificio hay que dejarlos en la puerta, cerca de la entrada al recinto tiene una gran sala para cambiar y dar de comer a los bebés.

Al acabar la visita cogimos el bus 101 para bajar cerca del Nishiki Market, es un mercado tradicional muy interesante que se encuentra abierto de 9 de la mañana a 5 de la tarde. Nishiki Ichiba es una calle larga y estrecha que discurre de Oeste a Este y queda relativamente cerca de zonas como Gion o Ponto-cho, lo que permite unirlas para dar un agradable paseo. Al final del mercado encontramos un restaurante donde disfrutamos mucho de la gastronomía local.

Tras reposar la comida en el hotel nos acercamos al Templo Toji que se encontraba a escasos 5 minutos. Es uno de los símbolos de la ciudad y destaca por su pagoda de 5 pisos y 54,8 metros siendo la estructura de madera más alta de todo Japón visible desde muchas partes de la ciudad. Fue una pena llegar a la hora del cierre, ya de noche y perdernos su visita ¡Es un gran fallo que cierren tan pronto los templos y que se haga de noche tan pronto!

img_5808

También fue un gran fallo que por falta de tiempo no poder visitar el Palacio Imperial y el Pabellón Dorado (Templo Kinkaku-ji). La visita al palacio es totalmente exterior, no se permite la entrada a los edificios ni a los jardines y la única forma posible de realizarla es con guía y pidiendo cita previa, lo bueno es que es gratuito. La guía puede hacerse en japonés o inglés y para pedir cita tenéis que recurrir a la agencia imperial haciendo click aquí. El Pabellón Dorado forma parte de los Monumentos Históricos de la Antigua Kioto y declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1994, siendo uno de los más espectaculares de la ciudad.

Y tras 6 intensos días en la ciudad imperial cogimos el tren bala hasta Tokio para continuar nuestro gran viaje por Japón.

Pin It on Pinterest

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar