Nuestro gran viaje por China comenzó en el Beijing, muchos contrastes, muchas sensaciones vividas en una ciudad muy bulliciosa y siempre ante los ojos atentos de todos los chinos. ¿Por qué? Llamamos mucho la atención viajando con nuestra bebé occidental…

Nos alojamos durante 4 noches en el Pentahotels Beijing. El primer día de nuestra estancia entre el cansancio del viaje y que necesitábamos orientarnos en la gran ciudad, fue una primera toma de contacto. Te contamos todo sobre nuestra llegada a China y nuestro alojamiento en ¿Cómo llegar de España a China? Nuestra llegada a Beijing

El segundo día nos esperaba un día largo en el que disfrutamos de las mayores atracciones turísticas de Pekín: La Ciudad Prohibida, el Templo del Cielo y el Palacio de Verano. Elegimos verlas a través de un tour organizado que nos ofrecieron en el hotel, también puedes buscar el mejor precio para tus tours y entradas en Pekín con Kolaboo pinchando aquí.

Toda la información sobre el tour que hicimos en El Tour Pekín Imperial con bebé.

Del tour volvimos al hotel sobre las 5 de la tarde, así que descansamos y después nos fuimos a tomar el conocido pato laqueado de Pekín. Te lo contamos en ¿Dónde comer el mejor pato laqueado en Beijing?

¿Y después de cenar? Nos habíamos hinchado a comer así que había que bajar la cena y nos fuimos andando a la famosa calle Wangfujing y su mercado nocturno, dónde igual te hacen una brocheta de pollo que te hacen una de escarabajos, es un lugar muy conocido para probar cualquier insecto. ¿Te atreverías?

Para el tercer día reservamos conocer la Gran Muralla China. ¿Quieres saber que sección de la Muralla visitamos? Cogimos un tren de alta velocidad y recorrimos más de 300 kilómetros… Descúbrelo en Hasta el final de la Muralla China con nuestra bebé.

Y ya llegó el cuarto y último día, intentamos madrugar para aprovechar el día, cogimos el metro hasta Templo de los Lamas, el precio de la entrada es de 20 Yuanes y su horario es de 9 a 17 horas. Merece la pena entrar, su arquitectura es muy bonita y alberga un buda de madera de 24 metros de altura.

Muy cerca bordeando las tiendas de recuerdos se llega hasta el Templo de Confucio construido en el año 1302, su entrada cuesta 30 Yuanes. Este templo lo intentamos ver algo más deprisa ya que la peque estaba ya un poco cansada, de todas formas nos llamó mas la atención el anterior, Lama Temple.

Nos volvimos al metro y nos perdimos buscando la Torre del Tambor, apareciendo en el Barrio de los Lagos, una de las zonas más pintorescas de Beijing, con sus laberintos de callejuelas de los hutongs y sus pequeños puentes de piedra.

Era la hora de comer y nuestra guía de China (la guía verde de Michelin) nos recomendaba en la zona el restaurante Kong Yi Ji junto al lago Hohuai con cocina de Shaoxing, comimos por 120 yuanes un buen arroz, sopa de wantungs y tallarines, todo delicioso.

 

Es muy típico en esta zona los paseos en carritos-bicicleta para los turistas, al sur de la torre del Tambor se encuentra en la calle Yandai uno de los hutongs más turísticos. En la zona el hutong que conserva más autenticidad es Baochao.

Hutongs

Seguimos bordeando en lago Sichahai, nos hizo mucha gracia las señales de prohibido el baño y la pesca, junto a la señal un grupo de chinos haciendo todo lo prohibido.

Y llegamos al increíble Parque de Beihai, la entrada cuesta 10 Yuanes y se encuentra abierto de 6.30 a 20 o 21 horas. Es un parque para disfrutar tranquilamente, pasear o alquilar una barquita a pedales, pero nosotros no teníamos mucho tiempo y con la niña era imposible avanzar rápido así que vimos pasar el típico trenecito eléctrico y nos subimos por 10 Yuanes cada uno, nos llevó hasta la Puerta Sur para acceder a la Isla de Jade con un templo tibetano construido para la visita del Dalai Lama, con 36 metros de altura, y a la Ciudad Circular que alberga la mayor urna de Jade del mundo. Nosotros nos conformamos con hacernos la foto con el puente y el Templo de fondo.

Nuestro siguiente destino era el Parque de la Colina de Carbón, que se encuentra al Norte de la Ciudad Prohibida, uno de los mayores pulmones verdes de la ciudad y ofrece espectaculares vistas de sus tejados al encontrarse en una colina artificial, pero no encontramos el acceso y acabamos bordeando toda la Ciudad Prohibida hasta llegar a nuestra siguiente parada y la que más disfrutó la pequeña, la Plaza de Tiananmen. ¿Y por qué la disfrutó tanto? Le regalaron una bandera de china y enseguida un niño se le unió a sus juegos, era un espectáculo verlos corretear, saltar, gritar y mover la bandera en una de las plazas más grandes y más conocidas del mundo ante los ojos de todos los espectadores chinos. Así dejamos pasar el tiempo, viéndola disfrutar, hasta que hicieron la bajada de bandera y cayó el sol. Es uno de los momentos que más recordaremos de nuestra estancia en Pekín, verle disfrutar así es lo que más valoramos desde que somos tres viajando.

Cogimos el metro hasta el Mercado de la Perla, seguimos sin encontrar llamativos estos mercados de falsificaciones enfocados al turista siendo una pérdida de tiempo para nosotros. Nos llamó más la atención una tienda de todo a 10 Yuanes que había dentro que se llamaba Miniso con juguetes, accesorios de móviles y más pijadas (esta tienda la vimos durante el viaje en casi todas las ciudades, merece la pena echarle un ojo).

Nuestro quinto día del viaje comenzó diciendo adiós a Beijing, cogimos un taxi hasta la West Station para coger el tren rápido para llegar a nuestro siguiente destino, Pingyao.

En Pekín hay mucho más para ver como el Parque Bai Ta Si (de la Pagoda Blanca), las Tumbas Ming, el Museo del Ferrocarril, las secciones de la Muralla China más cercanas a la ciudad… Y sitios para ir con niños como el Museo de Historia Natural, el parque de la fauna de Badaling, una de las mejores bibliotecas-librerías infantiles del mundo Poplar Kid’s Republic e incluso un enorme parque acuático cubierto Water Cube. Muchos sitios que nos hubiera gustado poder visitar para poder recomendarlos pero viajando con niños te das cuenta que no puedes acaparar tanto y tienes que tener un itinerario más relajado.

¿Quieres ver nuestras aventuras en Pekín en vídeo? ¡No te las pierdas!

Y descubre qué sucede cuando ven a una niña occidental en China…

Tampoco te pierdas nada de esta gran ciudad y busca las mejores ofertas para disfrutarla al máximo, búscalas en Kolaboo.

¿Quieres saber los preparativos necesarios para tu viaje a China? Visita preparativos para viajar a China en familia  y no te olvides de contratar tu seguro con IATI antes de viajar.

Pin It on Pinterest

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar