¿Cómo llegar a Pingyao desde Beijing?

 

Nos levantamos muy temprano en nuestro quinto día de este gran viaje por China para coger el  tren rápido a Pingyao que salía desde la West Station de Pekín a las 7.46, llegamos a la estación en taxi desde nuestro hotel (Pentahotel Beijing) y nos costó 30 Yuanes. Si vais en taxi intentar ir con tiempo ya que nunca se sabe cuanto tráfico podrás encontrar y aunque sea una distancia corta puedes llegar a tardar una hora si hay atascos. Pincha aquí para saber más sobre nuestra estancia en Pekín.

En poco más de 4 horas llegamos a nuestro destino, este trayecto de tren hace unos años era lento y se solía hacer de noche en trenes cama, ahora con los trenes de alta velocidad ya no hace falta, aunque sean algo más caros merecen mucho la pena por su rapidez.

Puntuales a las 12.08 llegábamos a la estación de Pingyaogucheng, se encuentra algo alejada de la zona amurallada, a unos 20 minutos en taxi. Algunos hoteles que se encuentran en la Ciudad Antigua tienen servicio de recogida gratis o de pago. En el nuestro ponía que nos recogían pero no leímos la letra pequeña que era que te recogían en un radio de 3 km, la antigua estación que se encuentra a menos de 3 kilómetros del hotel pero la más moderna no. Al salir de la estación te encuentras a los taxistas agobiando para que te subas con ellos, nosotros insistimos en que nos venían a recoger hasta que un conductor nos explicó que nuestro hotel no venía pero que él era del hotel de enfrente y nos llevaba. Pensamos que buen rollo tiene este conductor, nos llevó a la misma puerta del hutong donde nos íbamos a alojar y nos dijo que eran 60 Yuanes (estaba claro que gratis no nos iba a llevar…)

Nos alojamos en el Hotel Pingyao Jin Tai Sheng Inn que se encuentra en un patio de 400 años de antigüedad construido durante la dinastía Qing. El establecimiento ofrece habitaciones clásicas de estilo chino con cama kang y WiFi gratuita en todas las instalaciones, sus instalaciones miden 2.000 m², con 4 patios y 1 túnel. En pleno centro histórico de Pingyao y a 200 metros de la antigua casa de cambio Rishengchang. No es un Hotel con todas las comodidades y calidades pero tiene muy buen precio y es perfecto para pasar una noche al estilo chino en un lugar tradicional como es Pingyao, además el dueño habla inglés así que es un punto muy a favor para tu estancia. Puedes reservar este hotel a un precio muy económico desde 16€ la noche en booking.

Cuando llegamos al hotel nos enseñaron la habitación tipo estándar que era la que habíamos reservado a través de booking y nos dijeron que era un poco pequeña para los tres, nos ofrecieron alojarnos en una superior pagando muy poco de diferencia, en total la noche nos costó 180 Yuanes (23€). Un precio muy económico ya que luego sales a comer a un restaurante cercano al hotel que nos recomendó el dueño y te gastas lo mismo por 3 platos y 2 cervezas. ¡Quién piense qué China es barata se equivoca!

Después de comer la pequeña tuvo un rato de juegos con un niño ruso que había en la habitación de al lado y luego a dormir la siesta. Nos levantamos ya de noche y salimos a investigar la ciudad. Paseamos por sus calles ante su gran encanto nocturno y el bullicio de los turistas. Y como siempre acabamos con un montón de chinos alrededor nuestra fotografiando a la pequeña…

¿Qué ver en Pingyao en un día?

 

Pingyao se fundó en el siglo XIV y mantiene la arquitectura original de las épocas Ming y Qing. El casco antiguo está rodeado por una muralla de 6 km de longitud y 12 m de altura con seis puertas y unas setenta torres de vigilancia.

La Ciudad vieja de Pingyao fue declarada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1997 e incluye además de la ciudad amurallada los templos de Zhenguo y Shuanglin que se encuentran fuera de sus murallas.

Lo primero para disfrutar de Pingyao es comprar la entrada de un día para poder entrar a todos los templos y atracciones turísticas de la ciudad, se compra en la Ticket Office que se encuentra haciendo esquina con East Street y North Street. Su precio es de 130 Yuanes (16€) y nosotros decidimos comprar solamente un pase e ir turnándonos para entrar ya que así era menos pesado para la bebé y para nosotros, porque hay muchísimos sitios para entrar y entrando con la pequeña se hace mucho más lento. De todas formas a alguno que otro templo pidió entrar y como ella entraba gratis no había problema. Consejo: si queréis ahorrar un poco en el viaje comprar solamente un pase, además puede entrar uno y luego el otro sin problema.

Muchos son los sitios para visitar en la ciudad amurallada, pero prácticamente son todos iguales, patios muy bonitos, ofrendas, estatuas y budas, los templos que más destacan son el Templo de los Dioses de la Ciudad, el Templo de la Literatura o de Confucio y el Templo de la Pura Vacuidad. También es de visita obligada la Casa Rishengchang o Museo de los Banqueros de Jin.

Lo que no puede faltar durante tu visita a Pingyao es subir a su Muralla y ver la vista sobre los tejados de los antiguos siheyuan desde una de las torres de vigilancia.

Nosotros disfrutamos mucho paseando por sus calles peatonales alrededor de la bonita Torre del Mercado.

Y nuestra pequeña probándose su nuevo vestido de chinita que solamente nos costó 30 Yuanes (4€) y haciendo nuevos amiguitos chinos.

Solamente pasamos una noche en esta ciudad, a las 16.51 cogimos el tren rápido a nuestra siguiente parada, Xi’an. Para ir hasta la estación de Pingyaogucheng nuestro hotel llamó a un conductor que nos recogió llevándonos algunas de las maletas ya que tuvimos que salir andando fuera de la muralla porque no todos los coches tienen permiso para entrar a la ciudad amurallada, nos costó 40 yuanes el taxi.

¿Aconsejamos visitar Pingyao?

 

La ciudad amurallada de Pingyao merece la pena conocerla para recorrer sus calles, pero actualmente es muy turística y pierde parte de su encanto de la china antigua y auténtica. Es un buen sitio para hacer una parada de una noche entre Pekín y Xi’an si el itinerario de tu viaje por China es relajado, ya que se encuentra a 4 horas de tren rápido de Beijing y a 3 horas de tren de alta velocidad de Xi’an, también los trenes nocturnos cubren este trayecto. No hace falta pasar más de una noche, en los alrededores hay cosas para ver pero conociendo la ciudad amurallada ya te haces una idea de cómo vivían antiguamente en China con sus casas tradicionales y sus callejuelas iluminadas con farolillos rojos.

¿Qué comer en Pingyao?

Es difícil saber qué pedir sin entenderles y sin que te entiendan, al final te dejas guiar por las fotos o por ellos, nosotros probamos los Kao Lao Lao, una pasta en forma de panal de abejas y los dumplings también servidos con forma de panal, otra especialidad es la ternera de Pingyao servida en lonchas. Comimos pinchos de pollo rebozado y alitas en la calle o incluso pasta y pizza a petición de la niña.

¡Nuevo episodio de nuestro viaje a China en YouTube! Te enseñamos… ¡Pingyao!

 

Gastos en Pingyao:

1 noche en Pingyao Jin Tao Sheing Inn 180 Yuanes (23€)

En comida 400 Yuanes (50€)

Ticket para visitar los templos y atracciones 130 Yuanes (16€)

Regalos 100 Yuanes (13€)

Taxis 100 Yuanes (13€)

Tren Pekin a Pingyao 365 Yuanes (47€) dos billetes en segunda clase

Pin It on Pinterest

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar