La mejor elección que hemos podido tener ha sido elegir Menorca para nuestras primeras vacaciones en familia y en concreto la casita que hemos alquilado en Cala En Porter, una preciosa cala con pequeñas edificaciones pero que respeta a un el paisaje virgen y verde que caracteriza a la isla.

Nuestra pequeña tenía tan sólo 3 meses cuando emprendimos este viaje de 20 días para recorrer la isla tranquilamente y disfrutar de todo lo que nos ofrece. No es muy recomendable un destino de playa con bebés tan pequeños pero nosotros fuimos en el mes de septiembre y muy bien preparados, en la maleta facturada metimos su paravientos con el que se encontraba completamente protegida del sol ya que es la mejor forma de protegerlos hasta que tienen un año y pueden usar protección solar. También hay que decir que no bajábamos a la playa en las horas de mucho sol.

La Cala en Porter es una cala muy familiar y nos sorprendió la cantidad de bebés que vimos pero ninguno iba tan preparado como nuestra bebé.

caballos-calaenporter

Vistas de Cala en Porter desde la casita de vacaciones

En la maleta que facturamos pudimos meter su paravientos y ha venido de maravilla ya que no solo la protege del sol sino del viento de la tramuntana que a veces se levanta. También pudimos meter su cuna de viaje de Babymoov, ideal para que duerma en la terraza durante el día o en nuestra habitación por la noche. Y otro gran aliado en el viaje esta siendo su bañera hinchable de EUREKAKIDS.

La casa a pie de cala con una magnifica terraza hace desconectar y no querer volver a casa, hasta Alma lo nota porque duerme mas y se porta mejor que en nuestra casa, la dura vuelta también va a ser difícil para ella. También echará de menos levantarse todos los días sonriéndoles a las abuelas. Ya que en este magnífico viaje lo que también lo hace muy especial es la compañía de las madres que disfrutan de buenos momentos con la pequeña y también dejan disfrutar a los papis de algunos momentos a solas.

Tuvimos la suerte de alojarnos en Cala en Porter durante sus fiestas y ver desde la terraza de la casita el típico “Jaleo” de caballos.

Un poquito de turismo menorquín…

 

Visitando Benibeca, un pequeño pueblo de pescadores de casitas blancas donde perderte entre sus callejuelas. Elegí la mochila portabebes Ergobaby con el adaptador porque todavía es muy pequeña y no puede llevar tan abiertas las piernecitas. Con el carro hubiera sido imposible recorrer el pueblo ya que hay calles muy estrechas y escaleras.

Otra visita fundamental es Es Castell un bonito puerto muy cerca de Mahón, desde donde se ve la Fortaleza de la Mola de Mahón. Aquí si que pudimos pasear con su cochecito de Bebé confort

menorca (2)

Es Castell

Y continuando con las visitas turísticas durante nuestro viaje a Menorca, es imprescindible visitar Fornells pasear por sus calles y probar su plato típico, la caldereta de langosta (aunque acostumbrados a los buenos arroces la caldereta nos supo a poco y el precio es algo elevado).

Para dar un paseo en familia a la orilla del mar la playa de Sant Tomás es perfecta y al final de la tarde encontrarnos ante una maravillosa puesta de sol en chiringuito Es Bruc

Otros sitios que no puedes dejar de visitar es el Monte Toro, la montaña mas alta desde donde se puede contemplar toda la isla. Y si se tiene tiempo se pueden visitar los pueblos del Mercandal y Alaior, e incluso hacer una visita al hipódromo y ver una carrera de caballos al trote, con suerte te pueden salir bien tus apuestas y recuperar algo de dinero para las vacaciones, en nuestro caso no fue así. Las carreras son los sábados en el hipódromo de Mahón y los domingos en Ciudadella.

DSC_0136

Carreras de caballos en Ciudadella

También es imprescindible visitar Mahón y Ciudadella. Para poder moverte por la isla lo mejor es alquilar un coche ya que no son caros y os dará libertad para conocerla.

Una buena opción para pasar el día y descubrir playas vírgenes

 

Excursión familiar en barco por las calas de Menorca con Holiday Línea Menorca, donde hemos disfrutado las mas bonitas calas de Menorca por 22€ por persona.

Elegimos la ruta mas completa con la que hemos llegado al punto más oriental de la zona virgen de la costa sur de Menorca desde Cala en Bosch. Descubriendo playas preciosas: Son Saura, Es Talaier, Cala Turqueta, Cala Macarella y Cala Macarelleta, Cala Galdana, Calado Mitjana, Trabalúguer, Cala Fustam, Cala Escorxada y Benigaus, incluidos algunos de los rincones más inaccesibles a los que solo puede llegar en barco, donde alguna vez en el pasado los contrabandistas escondían las preciosas mercancías, para maravillarnos de sus aguas cristalinas y turquesas.

Durante 1 hora descansamos en Cala Turqueta para gozar de un relajante baño en aguas cristalinas.

En el barco pudimos ver muchas familias con niños pequeños pero las mas peke era Alma que se portó de maravilla ya que el movimiento la adormeció y estuvo las 3 horas y media dormidita en los brazos de las abuelas, ya llegando al puerto fue cuando abrió los ojos, ni el fuerte aire que nos entraba a la vuelta la despertó.

holidaylinesmenorca (2)

Barco Holiday Lines Menorca

cala-turqueta (6)

Cala Turqueta

calas-menorca

Cala Galdana

calas-menorca (3)

Cala Escorxada

calas-menorca (4)

Cala Macarella

La duda que me surgió al pensar en hacer la excursión en barco fue si podía subir el carrito pero no hubo ningún problema, en la parada de una hora en Cala Turqueta no pudo bajar ya que el terreno desde donde ponen la pasarela hasta llegar a la cala es montañoso pero son sólo unos minutos. De todas formas la pequeña estaba durmiendo así que se quedó al cuidado de las abuelas mientras la visitamos.

Para completar el día visitamos Ciudadela, que bien merece la pena su visita con un precioso casco histórico repleto de historia y de tiendas con productos típicos menorquines donde se pueden degustar exquisitos quesos y en mi caso comprar una típica ensaimada.

Las playas de Menorca

 

Nuestra playa preferida es Cala en Porter perfecta para ir con bebés por su fácil acceso, su poca profundidad y sus aguas tranquilas y cristalinas, aunque cuando hay tramuntana hay fuerte oleaje y es mejor visitar otras como Cala Turqueta y Cala Macarella, pero su acceso no se encuentra urbanizado ya que son playas vírgenes y hay que andar desde el parking mínimo 10 minutos.

Aguas tranquilas y cristalinas en Cala en Porter:

En Cala en Porter se bañó por primera vez en el mar, pero no le gustó mucho, el agua estaba un poco fría para ella.

Cala Macarella tiene dos parking, el primero es de pago (5€) y se encuentra a 5 minutos de la playa, el camino no es difícil y se puede hacer con carrito de bebe sin problema, además el carrito nos viene bien para llevar las cosas necesarias para pasar un día en la playa. La cala dispone de muchos sitios con sombras por sus pinadas y también tiene un chiringuito, aunque lo que tienen son cosas básicas y el precio un poco elevado, merece la pena llevar un buen picnic o sólo pasar la mañana y comer en Ciudadella. El segundo parking es gratuito pero el camino hasta la playa es de 30 minutos de paseo y con subidas y bajadas, no recomendable hacer con niños. También se puede llegar andando desde Cala Galdana pero son unos 3-4 km. Lo aconsejable es aparcar en el parking de pago por 5€ y olvidarte de andar, pero hay que ir temprano y no quedarte sin sitio.

Junto a Cala Macarella hay una pequeña cala, la Macarelleta, es espectacular y muy tranquila pero el acceso es de subida durante 10 minutos, imposible hacer con el carro.

Cala Turqueta es también una cala virgen, su acceso es fácil de unos 10 minutos y se puede hacer con carrito de bebe. También con buenas sombras para esconderse de los rayos del sol. El parking es pequeño y hay que madrugar para no quedarse sin sitio.

El segundo baño de la bebé, fue en esta cala y ya se encontró mas cómoda, el agua estaba muy buena y ella se encontraba genial con su flotador.

cala-turqueta (5)

Con su flotador en Cala Turqueta

En la isla se pueden encontrar muchísimas calas y playas, incluso pequeñas calas escondidas como la de Benidalí. Con tiempo merece a pena investigar cada rincón de la isla, algunos solo accesibles andando y descubrir los paraísos que esconde Menorca. En la parte norte también encontramos calas espectaculares pero muy diferentes a las del sur, su arena es mas oscura y arcillosa y sus aguas son menos tranquilas aunque cuando el agua de las playas del sur se encuentran movidas las del norte son mas tranquilas. Algunas imprescindibles para visitar son las playas de Cavallería y cala Pilar

Puestas de sol

 

Una de las cosas que mas me gusta hacer en Menorca a parte de las playas es ir a las puestas de sol, ya que son espectaculares desde muchos sitios de la isla. La mas famosa puesta de sol es desde la Cova d’en Xoroi en Cala en Porter pero para mi gusto es muy caro (25€ con copa), así que hemos buscado lugares gratis o solo pagando la cerveza.

En el mirador accesible con el coche de la urbanización Benidalí, que lo descubrimos a la vuelta de pasar la tarde en el pueblo de Benibeca, sus puestas de sol son espectaculares, aunque los días que sopla la tramuntada se hace difícil estar fuera del coche.

Desde el chiringuito de Es Bruc al final de la playa de Sant Tomás se puede tomar una cervecita fresquita mientras admiras como cae el sol, supongo que por la época que era (septiembre) no había problema para sentarse, en temporada alta estará mucho mas lleno.

Mi puesta de sol preferida fue desde el faro de Cavallería, no hace falta llegar hasta el faro, justo ates de llegar hay una pequeña playa con barquitos que hace que las fotos parezcan las de una postal. Además cuando en el sur sopla la tramuntana el norte está mucho más tranquilo.

Gastronomía

 

Hay muchos sitios donde comer bien en Menorca pero nuestro preferido durante el viaje ha sido Sa Pedrera des Pujol, primero disfrutamos de una cena romántica mientras nuestras madres cuidaban de la bebe y nos encantó, así que volvimos para probar su menú en la Mostra de Cuina Menorquina. Con su degustación de entrantes y el arroz negro de pulpo y alcachofas confitadas que acompañamos con un Sòtil, vino de baleares, nos volvieron a sorprender. Para culminar nos sirvieron un fabuloso postre de cremoso de limón que a Alma le hubiera encantado probar.

Cambiando completamente del tipo de gastronomía, os queremos recomendar La Boyera, un auténtico restaurante tailandés, sus pad thai acompañados de una muy fría cerveza tailandesa nos hicieron recordar nuestros viajes a tailandia que algún día esperamos poder repetir.

IMG_2055

La Boyera Tailandés

Otros restaurantes a destacar son el Asador Molí des Comte y S’Amarador en Ciudadella.

Pin It on Pinterest

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar