¿Cómo llegar desde Toronto a las Cataratas del Niágara?

Toronto se encuentra relativamente cerca de las famosas Cataratas y si visitas esta ciudad Canadiense o la región de Ontario no puedes perderte esta maravilla de la naturaleza.

Se puede llegar en tren, autobús o coche de alquiler. El tren directo al pueblo de Niagara Falls desde Toronto solo funciona una vez al día en temporada baja por lo que el autobús se convierte en la forma más rápida al tener mayor frecuencia y también en la más barata, por poco más de 30€ por persona tienes el billete de ida y vuelta.

Desde España antes de nuestro viaje investigamos la forma más económica de llegar a las cataratas, en Chinatown de Toronto hay muchas agencias con excursiones y contactamos con Tours4Fun que por 35$ canadienses te llevaban hasta las mismas Cataratas del Niágara y los bebés no pagan. Este transporte tiene su salida a las 8.30 am en Spadina Av en el barrio de Chinatown unos días determinados sobretodo en temporada baja. Nosotros llegamos a hacer la reserva pero nos dijeron que al ir con un bebé nos obligaban a llevar el asiento de seguridad para el autobús, así que preferimos no cargar con su silla del coche desde España y cancelar la reserva sin ningún problema ya que la única alternativa que nos daban era pagar una excursión más completa por 108$ cada uno así que preferimos probar suerte y conseguir algo más barato por nuestra cuenta. Más info sobre las excusiones de Tours4fun, compara y encuentra más ofertas de tours y entradas pinchando aquí.

Así que después de disfrutar del desayuno de nuestro hotel The Grand Hotel & Suites Toronto nos dirigimos a la Coach Terminal que se encontraba a menos de 10 minutos del hotel y cogimos el primer autobús hacia Niagara Falls que sería con la compañía Megabus que ya la habíamos utilizado en el trayecto de Nueva York a Bostón, el precio por persona era de poco más de 30€ y los bebés también tienen que pagar pero los puedes llevar en brazos sin ningún problema.

La parada del autobús se encontraba en el pueblo de Niagara Falls, para llegar a las Cataratas había un paseito de unos 30 minutos, también tenías la opción de coger un autobús de línea con un pase para cogerlo todas las veces que se quisiera en un día. Finalmente decidimos darnos un paseo y descubrir la zona a pie.

Bajamos hasta el río y lo bordeamos hasta toparnos con las increíbles cataratas.

Continuamos bordeando el río por Queen Victoria Park donde se encuentran miradores para contemplar las majestuosas cataratas hasta llegar al final del paseo donde puedes contemplar e impresionarte muy de cerca de la fuerza con la que el agua cae.

Disfrutar de las Cataratas del Niágara en temporada Baja tiene sus ventajas como poder fotografiarlas y disfrutarlas sin agobios pero tiene sus desventajas como no poder subir al famoso barco Maid of the mist o Hornblower y adentrarte al corazón de las cataratas para poder disfrutarlas más de cerca, ya que sólo funciona en temporada alta (desde principios de Mayo a finales de Octubre).

Después de disfrutar de las cataratas tocaba subir hacia la zona del Casino que se encuentra en la parte de arriba así que decidimos coger el Falls Incline Railway, un pequeño tren cremallera, por menos de 3$ canadienses cada uno (el bebé gratis). Fue una buena experiencia ya que disfrutamos el ascenso nosotros solos.

Vistas de las cataratas desde el railway

Dimos un paseo por el famoso Casino de Niágara y decidimos parar a comer en un buffet chino que había dentro del casino (buen precio y comida decente, 27€ en total con propina)

Fuera del Casino hay miradores y se encuentra repleto de ardillas.

Continuamos caminando hacia Skylon Tower, esta torre se puede visitar para apreciar las vistas desde arriba o incluso comer allí mientras disfrutas de las cataratas.

Si se continua caminando descubrirás una auténtica zona enfocada al turismo familiar ya que tiene muchas actividades y atracciones infantiles. Por eso es muy típica esta zona para los turistas cuando llega el buen tiempo: minigolf, atracciones de feria, restaurantes temáticos y mucho más que podrás descubrir si algún día visitas Niagara Falls. Lo cierto que verlo en temporada baja y sin gente da la sensación de una ciudad fantasma pero lo preferimos, de vez en cuando nos gusta huir del bullicio y de grandes masas de turistas…

Continuamos nuestro paseo hasta la parada del autobús. Salimos de Toronto a las 9 de la mañana y antes de las 11 ya estábamos caminando para descubrir las Cataratas, la vuelta la cogimos a las 16.30 horas. Así que con unas pocas horas puedes verlas, comer e investigar un poco la zona.

Con los tours te incluyen todos los traslados, la entrada al barco en temporada o sino lo sustituyen con opciones alternativas, la entrada a Skylon Tower, almuerzo, tour por los viñedos y se visita Niagara on the Lake (un pueblo muy pintoresco junto al lago). Ya es elegir lo que quieres ver y el presupuesto que quieres gastar, pero si se quiere hacer low cost se puede. Si al final gana la opción de hacerlo por ti mismo y es en la temporada que sale el barco y quieres sentir más de cerca las cataratas, el precio ronda los 20€.

Visitar las Cataratas del Niágara en familia es un plan genial, si es en invierno recomendamos ir bien abrigado.

¿Os gustaría ver nuestra experiencia en vídeo? ¡No te pierdas!

Pin It on Pinterest

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar