Para continuar con la rutina en nuestro segundo día en Nueva York nos pusimos en pie temprano para aprovechar el día y seguir conociendo la ciudad junto a nuestra bebé.

Nuestro primer destino fue la parada de metro de 28 st para coger la línea 6 con dirección Bronx para bajar en Lexington Av/59 st. Esta parada se encuentra a 5 minutos andando del teleférico de Roosevelt, una visita imprescindible si se viaja con niños y os gustan las buenas vistas. Este teleférico se sitúa junto al puente de Queensboro del año 1909 y mítico por la escena de Woody Allen y Diane Keaton mirando el amanecer, siendo uno de los lugares preferidos del emblemático actor junto a Central Park.

El teleférico de Roosevelt es gratuito con la MetroCard y es una bonita experiencia, además se puede aprovechar y visitar la isla de Roosevelt si vuestro itinerario es más relajado, en nuestro caso no tardamos en volver, eso si esperamos para ponernos los primeros para subir y coger un buen sitio, ya que a primera hora es muy común que se llene de  trabajadores que van a Manhattan. Hay mucha frecuencia así que es preferible esperar y disfrutar más y mejor de las vistas. Horarios e información del Teleférico de Roosevelt

¿Qué se puede ver en la Isla de Roosevelt? Es una pequeña isla de apenas 3 kilómetros de extensión por lo que es fácil recorrerla andando, pero también tienes la opción de coger los autobuses rojos que recorren la isla y son gratuitos. Horarios y recorrido del bus de la isla de Roosevelt

Algunas de sus atracciones turísticas son las ruinas del Smallpox hospital junto al Parque Franklin D. Roosevelt Four Freedoms, al otro extremo de la isla se encuentra el faro y The Octagon Tower, también encontraréis bonitas casas coloniales e iglesias.

Volvimos al metro para continuar con la línea 6 hasta 86 st para visitar el Metropolitan Museum of Art (Met), se encuentra entre los 10 museos más visitados del mundo. Es muy grande y se puede tardar todo un día en verlo pero lo más imprescindible que no puedes perderte es la zona romana y la egipcia, dónde se expone el Templo de Dendur, además de muchos tesoros de las culturas clásicas.

El precio de la entrada al Met es de 25$ ¿sabéis que podéis entrar por mucho menos o casi gratis? Al ser un museo nacional se puede entrar haciendo un donativo, poniendo tu mismo el precio. Por ejemplo nosotros entramos por 10$ los dos, un precio muy por debajo de la entrada pero en esto de los viajes hay que ahorrar como sea. ¿Y cómo hago el donativo? Simplemente te diriges a las taquillas y dices que quieres entrar haciendo un donativo y así de sencillo es. Las taquillas suelen estar abarrotadas pero si vas con un bebé puedes entrar por el acceso de minusválidos, encontrareis las taquillas vacías y os sorprenderá la sala de descanso para los peques.

El Museo Metropolitano esconde un gran tesoro, su terraza Rooftop con unas vistas impresionantes a Central Park. Sólo abre en los meses más cálidos, desde finales de abril hasta octubre, y se accede desde un ascensor que se encuentra en una galería en la quinta planta, por eso para muchos visitantes pasa inadvertida.

Más información Museo Metropolitano de Nueva York

Al salir del Museo nos había entrado hambre y no nos resistimos a un perrito caliente con chile picante de los típicos puestos que encuentras en la calle. Ya con el estómago lleno cruzamos Central Park para ir al Museo de Historia Natural.

También junto al museo encontramos un parque infantil perfecto para el rato de ocio de los peques después de la visita cultural al MET, es el Ancient Playground.

Pero nuestra pequeña los museos se ve que no le divierten mucho y prefirió pegarse una buena cabezada y casi ni se despierta para ver los Dinosaurios del Museo de Historia Natural.

¿Sabéis que también se puede entrar casi gratis al Museo de Historia Natural? También es un museo nacional y se puede entrar haciendo un donativo. También aconsejamos entrar por el acceso de minusválidos ya que siempre encontraréis menos colas.

Es un museo muy recomendable para visitar con niños, especialmente para ver los dinosaurios o la réplica de la ballena de 29 metros. Entre las salas en las que más merece la pena detenerse se encuentran la de la biodiversidad (con cientos de animales disecados), la de minerales y meteoritos y, muy especialmente, la de los dinosaurios, con fósiles y reproducciones a tamaño natural. De todas formas si se ha visitado el Museo de Historia Natural de Londres igual os puede defraudar como nos sucedió a nosotros ya que todo lo que se expone son reproducciones.

Más información Museo de Historia Natural de Nueva York

Muy cerca del museo se encuentra también un bonito parque infantil, el Diana Roos Playground.

Y también encontramos la conocida cadena de hamburguesas Shacke Shack así que no nos pudimos resistir a disfrutar de unas buenas hamburguesas y además es un buen sitio calidad-precio en la gran manzana, nos recordó mucho a la cadena española TGB.

Al terminar de comer teníamos dos opciones: visitar el Children’s Museum of Manhattan o ir a los parques de Central Park. Con el buen día que hacía y sabiendo que estábamos a finales de febrero había que aprovechar las horas de sol, que la pequeña disfrutara en el parque, el papá escuchará el partido del Valencia-Madrid y que todo Central Park se enterara que ganó el Valencia.

¿Qué es el Children’s Museum? El Museo para los niños de Manhattan ofrece auténticas experiencias educativas, con talleres participativos, actuaciones para niños que van desde conciertos a lecturas relajantes de textos infantiles. Es un lugar imprescindible si se viaja con niños, pero cuando aún son muy bebés y hay que ver muchas cosas en tan poco tiempo se puede prescindir de su visita. El precio es de 12$ tanto los adultos como los niños y es gratis los primeros viernes de cada mes por las tardes, se encuentra a 10 minutos del Museo de Historia Natural, siendo una buena opción de visitar a continuación. Más información en la web de CMON.

Recorrimos Central Park visitando el homenaje a Jonh Lenon, Strawberry Fields, y uno de los preciosos lagos hasta llegar al Heckscher Playground. Este parque infantil es el paraíso para los peques con un arenero gigante, muchos columpios, juegos de escalada… y todo con vistas espectaculares de Nueva York y dentro del gran pulmón verde de la ciudad. ¡Nuestra pequeña disfrutó muchísimo!

Después de juegos y lloros por no querer salir del parque nos dirigimos a la calle Broadway para ir a otra tienda de Century 21 e investigar a ver si encontrábamos alguna ganga. Pero estos almacenes son más antiguos que los que se encuentran en la zona financiera y también se notaba en su ropa, aunque hay que decir que eran más tranquilos y se encontraba todo más ordenado. Pero al no encontrar lo que buscábamos nos picó la mosca consumista y nos fuimos a la zona financiera, al otro Century 21.

Nuestro día acabó con una cena en uno de los restaurantes de moda de Manhattan, el Restaurante Marta que casualmente se encontraba en la recepción de nuestro hotel, The Redbury. Un restaurante italiano muy recomendable que es necesario reservar ya que se encuentra siempre lleno, sus precios no son baratos pero lo bueno es que la propina se encuentra incluida. Nosotros disfrutamos de dos pizzas, una de carbonara con patata que sorprendía por su sabor a tortilla de patatas y la típica margarita que estaba muy buena, la cena nos costó 45$, algo caro para cenar unas pizzas, pero el sitio y la atención hicieron que mereciera la pena.

Compara y encuentra los mejores precios para tus tours y entradas en Nueva York pinchando aquí.

Gastos del día:

Museo Metropolitano 10$ los dos

Museo de Historia Natural 10$ los dos

Comer en Shacke Shack 25$

Cenar en Restaurante Marta 45$

Noche de Hotel en The Redbury: 86€ más 30$ de tasas

No te pierdas nuestro Día 3 en Nueva York

Pin It on Pinterest

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar