Viajar al Caribe es el sueño de muchos mortales, y aunque la mayoría de nosotros pensamos en disfrutar de estas cálidas playas en compañía de nuestra pareja, disfrutando del sol, la brisa marina y el agua salada, con niños la diversión adquiere otra dimensión, será una experiencia inolvidable que además tendrá un gran calado en la educación de los más pequeños, a los que les introduciremos en nuevas culturas, aprendiendo cómo viven otras personas en lugares diferentes.

Por otra parte, tendrán la magnífica oportunidad de probar comidas exóticas y exponerse a otros idiomas, toda una vivencia que abrirá sus mentes a un mundo desconocido para ellos, invitándoles a ser más flexible, a entender otros puntos de vista a conocerse mejor a sí mismo al conocer otras culturas y formas de ver el mundo.

Por qué viajar al Caribe con niños

Uno de los principales motivos para viajar al caribe con niños es para poder disfrutar de ellos en un entorno completamente diferente al que estamos habitualmente. Además de todo lo que hemos comentado anteriormente, este debe ser el principal motivo pues, en el día a día, en demasiadas ocasiones no les podemos brindar toda la atención que se merecen y si lo hacemos siempre es bajo las mismas circunstancias, de este modo podremos ver sus acciones bajo circunstancias y ambientes bien distintos.

Es muy importante pensar en este viaje de modo que todos los integrantes de la familia puedan disfrutar y descansar, así que lo primero que hay que hacer es bajar el ritmo habitual al que estamos acostumbrados, de estrés y prisas, y disfrutar de nuestros hijos sin agobios. Y es que un viaje es una gran experiencia en sí misma que te da una gran oportunidad de disfrutar de la familia, más aún en un entorno tan privilegiado como el que ofrece el Caribe.

En las vacaciones se pueden hacer más actividades juntos y crear lazos que fortalezcan las relaciones entre padres e hijos y entre los propios hermanos. Podremos profundizar en el conocimiento de nuestros hijos con recuerdos imborrables que al final serán lo mejor que nos traeremos del hermoso Mar Caribe y sus islas.

beach 3369140 640 300x200 - El Caribe con niños; doble diversión

 

Planificar un viaje al Caribe con niños

No es lo mismo planificar un viaje solo para adultos que uno para todos los miembros de la familia. Aunque la decisión fil del destino siempre la tendrá los adultos, no está de más tener en cuenta su opinión y sobre todo valorar lo sitios entre los que podemos elegir según sus gustos y necesidades para pasarlo bien. El ritmo forzosamente será más lento, el viaje deber ser más relajado, y la mejor opción es dejar días libres, no intentar abarcar mucho y que el resultado sean unas vacaciones estresantes.

Otro aspecto muy a tener en cuenta en cualquier caso, pero sobre todo si vamos a ir con nuestros peques, es informarse de la mejor época para viajar al Caribe para poder disfrutar de las vacaciones con una situación climática favorable y otros aspectos a tener en cuenta, como fechas más o menos masificadas.

Si tenéis pensado alojaros en un hotel, infórmate de las ofertas especiales de familia, los descuentos para los niños que ofrecen muchas cadenas hoteleras, pudiendo salirte en algunos casos su alojamiento completamente gratuito.  En cuanto a la oferta para los niños más pequeños es recomendable enterarse bien de los mini clubs o guarderías que ofrecen, ya que en algunos casos simplemente los ponen frente al televisor y un monitor los supervisa. Es interesante, en este sentido, saber realmente qué actividades les ofrecen y a qué edades van dirigidas.

En algunos destinos será imprescindible presentar visados tanto para adultos como para niños. En cualquier caso, siempre será necesario presentar documentos de identidad válidos y, en caso de que el menor solo viaje con el padre o la madre, es posible que debas presentar adicionalmente una prueba del consentimiento del otro progenitor o tutor legal. Con carácter general, tanto el DNI en vigor como el pasaporte son los documentos obligatorios tanto para adultos como para niños.

Una buena recomendación antes de comenzar la aventura es realizar una labor de investigación durante las semanas previas al viaje, explorando mapas, investigando la historia y la cultura del lugar, la geografía, así como la fauna y flora que encontraréis en vuestro destino. Es una buena fórmula de ir acrecentando las expectativas y de ir disfrutando del viaje incluso antes de comenzarlo. Además, para muchos niños es sumamente útil saber qué es lo que pueden esperar al llegar a un lugar desconocido, donde todo parece tan diferente, donde incluso el tiempo parece que toma una velocidad distinta.

En cuanto al viaje en avión, suele ser la parte un poco mas complicada, pues sí bien es cierto que la excitación si es su primera vez en este medio de transporte será importante, pasadas las dos primeras horas de vuelo llegará, inevitablemente el aburrimiento. Se precavido y prepara actividades para cuando llegue el momento, y es que hay fabulosos juegos de bolsillo, como los de carta, o incluso más completos en formato viaje. Una guía de viaje sobre el lugar también será una buena opción para ojear durante las horas de vuelo.

Una vez en destino los lugares que ver y explorar parecerán infinitos, desde pasear por barco de isla a isla hasta la visita de los diferentes parques acuáticos existentes. Podremos conocer la historia en Cozumel en México, realizar las más diversas y divertidas actividades acuáticas en Bridgetown en las islas Barbados, bañarnos en compañía de las mantas raya en Stingray City en las islas Caimán, aventurarse en la selva tropical sobre la copa de los árboles en Puerto Rico, y por supuestos disfrutar de las muchas y hermosas playas caribeñas, algo que también sabrán apreciar los mayores del grupo familiar.

Te puede interesar 5 razones para visitar Menorca con niños, nuestro Caribe español

?c=29312&m=1466022&a=305011&r=&t=html - El Caribe con niños; doble diversión