Para comenzar nuestra primera ruta de interrail elegimos París volando desde Alicante con Ryanair al aeropuerto de Beauvais que se encuentra a unos 60km. El precio es muy económico (en nuestro caso los billetes de ida nos costaron en total 90€ los tres, la pequeña sólo pagaba las tasas al ser menor de 2 años), así que merece la pena a pesar de la hora y media de bus hasta el centro de París. El precio del bus es de 15,90€ comprado por internet o de 17€ en taquilla y tiene la parada en la parada de metro de Porte Maillot con muy buenos enlaces para llegar a cualquier lugar de París.

Era la primera vez que volábamos con Ryanair con la peke y la experiencia fue buena, lo mas destacable era que te permitían llegar a la puerta de embarque con el carrito y al bajar del avión allí lo tenias sin necesidad de ir a cogerlo a la cinta de las maletas. En cuanto al equipaje que tenia permitido llevar el bebe, permiten el bolso cambiador, un carro y otro bulto (cuna de viaje, silla de coche…), nosotros llevamos la mochila ergonómica que nos iba a ser de gran utilidad sobretodo en Paris, ya descubriréis el porqué.

Al llegar a la parada de metro de Porte Maillot comenzó el caos, ¿conseguiremos llegar al hotel cogiendo un metro que no se encuentra adaptado para ir con bebes? Esa era la pregunta, pero lo conseguimos, gracias a que viajamos ligeros de equipaje, preferimos viajar con mochila (desde que la pruebas ya no existen las maletas) y también gracias a que el carro que llevábamos era la maclaren que es muy ligera, pero el agobio y el sudar nadie nos lo quitó. El metro de París no conoce de ascensores ni de escaleras mecánicas y además siempre está llenísimo de gente. Pero conseguimos llegar hasta nuestro hotel, el Ibis Style Gare de l’est Chateau Landon, junto a la estación de Gare de l’est. Elegimos este hotel ya que era perfecto para empezar nuestro interrail en dirección a Alemania, y nos encantó ya que tuvieron muchos detalles con la pequeña a la llegada y en los desayunos, y el café era gratis a cualquier hora. El precio no estaba mal para ser París, un poco mas de 100€ la noche.

Al llegar decidimos andar un poco hasta la rue La fayette y encontramos el lugar perfecto para cenar, Les Patés Vivantes en rue du Faubourg Montmartre, un asiático recomendado en la guía Michelín donde se veía desde la calle como hacían los fideos, la sopa de fideos y los noodles estaban increíbles.

Y comenzamos el día con la peke en la mochila y el carrito plegado para aventurarnos en el metro (esta vez mejor preparados) hasta la Opera Garnier para hacer el free tour con Paseando por Paris de Tours Gratis. Los free tour son una buena forma de conocer la ciudad y su historia valorando el trabajo del guía con la cantidad que tu crees que se merece (nosotros durante nuestra ruta por Europa lo hemos hecho en casi todas las ciudades). En el recorrido de 3 horas a pie visitamos Le Palais Royal, Hotel Ritz, las Tullerias, museo del Louvre y sus pirámides, el puente de los candados del amor (actualmente los están quitando por peligro de caída de las barandillas), puente de Enrique IV, place Vendome y la Notre Dame. Aprovechamos y contratamos con ellos el barco para el paseo por el Sena y el tour de Montmartre para el día siguiente.

Para continuar el día fuimos a la torre de Montparnasse que habíamos comprado anticipadamente las entradas para subir a ver las vistas por 15€ cada una y sinceramente hicimos los tontos ya que en el piso de abajo se encuentra el restaurante La ciel de Paris donde se puede tomar una cerveza o un café con unas vistas increíbles (también se puede comer aunque ya es un poco menos asequible), las cervezas nos costaron a 10€ acompañadas con unas galletas de queso de cortesía, merecieron la pena ya que aprovechamos para darle de comer a la pequeña y cambiarla (aunque me pareció muy mal que en un sitio tan elegante no tuvieran cambiadores). Al final ver la vistas nos salió en total por 50€ entre las entradas y las cervezas pero mereció la pena.

Para terminar el día un paseo por La Fayette en búsqueda de un bar con cervezas a un precio más español acompañados de unos amigos alicantinos que casualmente se encontraban allí, ¡y lo conseguimos! ¿Quién dice que es caro París? Solo hay que saber buscar….

Nuestro último día parisino lo dedicamos a hacernos las típicas fotos de la torre Eiffel desde Trocadero y luego desde los pies de la torre, decidimos no subir ya que a nosotros nos parece más bonito ver la vista de París donde se vea su símbolo, como la vimos desde la torre de Montparnasse. Continuamos nuestra experiencia parisina haciendo el típico crucero por el Sena.

Después de retomar fuerzas en una hamburguesería junto al Moulin Rouge, hicimos el Tour del Montmartre. Donde nos adentramos en el barrio de los artistas para conocer más sobre Van Gogh, Picasso, Dali…, ver escenarios de la película Amelie, el Barrio Rojo, los viñedos, el último molino de viento y por supuesto el Sagrado Corazón. El Tour tiene un precio de 15€ por persona, merece la pena por conocer las historias de este barrio tan emblemático de París pero también es muy sencillo hacerlo por tu cuenta. La ruta comienza en el Moulin Rouge y desde ahí se asciende hacia el Sagrado Corazón, la subida es fácil con el carro, pero cuando te encuentras arriba del todo y tienes que bajar hay que decidir si bajar en el teleférico o por las escaleras, así que nos venimos arriba y dijimos vamos a hacer un poco de deporte, cogimos el carro a cuestas y en unos minutillos ya estábamos abajo y para culminar nuestra sesión deportiva un paseo de casi media hora hasta nuestro hotel.

Para despedirnos de la capital parisina decidimos hacernos un homenaje con quesos y embutido de la tierra acompañado de un buen vino francés. Buscando vinotecas cerca del hotel encontramos Terra Corsa y tuvimos el placer de compartir unos vinos y agradables conversaciones con una pareja, un artista peruano de padre español y ella americana de descendencia cubana en compañía de su perrita Luna.

Nos faltó tiempo para ver el Arco del triunfo, los campos elíseos (una pena porque allí se encontraba el mercado navideño), el barrio latino, las catacumbas… Así que tocará volver cuando Alma quiera ir a Disneyland.

Para ser una ciudad cara los gastos para 3 noches ascendieron a 360€ de hotel, bus del aeropuerto 30€ y bono de 10 viajes de metro 14€, comida unos 100€, leche y pañales 25€. Un total de 530€ aproximados.

Encuentra los mejores precios para tus tours y entradas en la ciudad de París con Kolaboo.

¿Quieres seguir descubriendo nuestra siguiente parada del Interrail con bebéLos mercados navideños de Estrasburgo y Friburgo

Pin It on Pinterest

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar