Ya que la navidad se acercaba decidimos hacer parada en la Selva Negra, además necesitábamos hacer alguna parada camino de Munich ya que no todos los trenes están incluidos con el pase de Interrail y es el caso de la mayoría de los trenes de Francia. La forma mas económica que encontramos para llegar a la frontera de Alemania fue reservando el billete Paris-Estrasburgo a través de la página es.voyages-scnf.com ya que con nuestro número del pase teníamos descuento, en total 16€ los dos, de lo contrario nos salía a casi 200€ (los trenes en Francia son muy caros).

Pocos días de viaje y muchos sitios para ver así que solo pudimos pasar una noche y nuestra elección fue Offenburgo, ya que se encuentra a menos de 30 minutos de Estrasburgo y el alojamiento es mucho mas barato. Nos alojamos en el Hotel Balladins Superior, un hotel de negocios con amplias habitaciones a buen precio y cerca de la estación (90€), todo genial excepto que nos ofrecieron una cuna y luego nos cobraron por ella.

Llegamos al medio día, así que rapidamente descargamos las mochilas y nos subimos de nuevo al tren para ir a Friburgo, en 30 minutos llegamos a nuestro primer Mercado Navideño del viaje y nos encantó (a un no habíamos visto los de Estrasburgo…). Comimos nuestras primeras bratwurst (salchichas) pero con agua ya que nos fue imposible encontrar un puesto con cerveza, luego un paseo por la ciudad y a hacernos la típica foto con el tranvía recordando nuestro trabajo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

IMG_2514

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ya estaba anocheciendo cuando llegamos a Estrasburgo, el mejor momento para ver la ciudad iluminada con sus adornos navideños, sus numerosos mercados navideños con su olor tan peculiar del vino caliente con canela (olor empachocha que no nos llamaba nada probar y mira que nos encanta el vino), su centro histórico declarado Patrimonio Unesco de la Humanidad (La gran isla) y perderse por las callejuelas de La Petite France.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Callejeando entre sus mercados, entre callejuelas y plazas, descubríamos tiendas y edificios decorados totalmente con adornos navideños y luces. En mi opinión es un autentico espectáculo ver esta ciudad en Navidad, es la capital Europea de la Navidad.

Pero Estrasburgo, a parte de luces, vino caliente y adornos navideños, es una ciudad con edificios espectaculares, concretamente su catedral, la Notre-Dame, no la conocíamos y de repente nos topamos con ella, nos quedamos boquiabiertos, mucho mas bonita e impresionante que su tocaya parisina o su tocaya de Saigón (donde tuvimos el placer de estar hace un poco mas de un año).

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Solo unas horas en la ciudad sabe a poco y nos faltó tiempo para perdernos en las callejuelas de La Petite France, esperamos volver algún día y poder volver a disfrutarla.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La foto con el tranvía de Estrasburgo tampoco podía faltar

Gastos del día: hotel 100€ (10€ mas por la cuna), tren 18€, comida en el mercado navideño 8€, compra en un supermercado para cenar en el hotel 10€… Total 130€ aproximadamente. Algo nos hemos ahorrado al no alojarnos en Estrasburgo ya que los hoteles decentes no bajaban de 250€ la noche.

Pin It on Pinterest

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar