Comenzamos nuestras aventuras con los trenes suizos con el pase Interrail One Country

http://es.interrail.eu/interrail-passes/one-country-pass

Nuestro primer destino fue Thun, con un trayecto de poco mas de una hora y un transbordo en Berna. Con el pase no sólo te beneficias de ir gratis en los trenes también puedes coger algunos barcos, trenes panorámicos y tienes descuentos en algunas atracciones turísticas.

http://es.interrail.eu/interrail-passes/pass-benefits/benefits-switzerland

Aprovechamos la mañana para coger el barco de BLS hacia Interlaken en Thun, salen a casi todas las horas desde abril hasta octubre y en horario reducido durante el invierno, tardan en llegar a Interlaken 2 horas, por eso nosotras decidimos parar en Spiez y volver con el tren a Berna, así era menos pesado para la pequeña.

Todo sobre horarios y precios de la compañía BLS en:

http://www.bls.ch/d/homepage/index.php

Thun se encuentra a orillas del lago al que da nombre, tiene un bonito casco antiguo en el que encontramos el castillo fuerte del siglo XII y la iglesia. Desde el barco podemos ver el precioso Castillo Schadau.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Las vistas desde el barco son fascinantes con su escenario alpino y la vista espectacular de los macizos de Eiger, Mönch y Jungfrau. El contraste intenso de colores entre el lago, los prados alpinos verdes y las montañas de nieve de cuatro mil metros contribuyen al encanto de la singular región del Lago de Thun.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Se puede admirar el famoso y majestuoso castillo medieval de Oberhofen a orillas del lago.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El barco atracó en Spiez tras una hora de travesía y nos impresionó la estampa del puerto con el imponente macizo, también es de destacar su bonito castillo. Y llegó la hora de buscar la estación del tren para volver a Berna y continuar nuestra ruta turística, al organizar esa parada tuve el fallo de no mirar bien la distancia que había, el paseo hasta llegar era de mas de 20 minutos pero el problema era que la estación se encontraba en alto lo que hacía mas pesado el camino y más con la pequeña en la mochila dormidita. Pero lo conseguimos y con puntualidad suiza cogimos el tren hasta Berna de 30 minutos de trayecto.

Continuamos el día visitando la capital suiza, Berna.

Berna con bebé

 

Pin It on Pinterest

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar