Nuestra aventura londinense comienza en el aeropuerto de Alicante cogiendo un avión de Ryanair al aeropuerto de Gatwick que se encuentra a 30 minutos en tren del centro de Londres.

¿Cómo llegar desde el Aeropuerto de Gatwick al centro de Londres?

Nosotros elegimos volar al Aeropuerto de Gatwick ya que hay buenas ofertas y se encuentra relativamente cerca de Londres, en 30 minutos en tren se llega a la estación central de Victoria, el autobús puede resultar más barato pero es más lento (entre 2 y 10 libras)

El tren más económico es el Southern, su precio es de 15 libras pero si al llegar aeropuerto compras la Oyster Card (IMPORTANTE: hay que comprar la normal, nunca hay que comprar la Visitor Oyster Travel Card) y el billete para ese tren sólo te costará 8 libras más 5 libras reembolsables de la Oyster, nunca hay que coger el Gatwick express ya que su precio es de 20 libras y es el tren que les intentan vender a los guiris. Busca tu horario de tren en la página de Southern

Nuestro Hotel en Londres: Presidential Apartaments Kesington

Elegimos un coqueto apartahotel en el South de Kensington, a menos de 15 minutos en metro del centro y a 3 minutos caminando de la parada de metro de Earl’s CourtPresidential Apartaments Kesington.

Apartamentos muy completos con cocina, lavadora, sala de estar y lo más importante una cama muy cómoda para descansar después de patear la ciudad. Los menores de 2 años se pueden alojar gratis en una cuna e incluye los desayunos. Según la temporada los precios pueden ser algo altos, hay que buscar bien la oferta y hacer la reserva con tiempo. Londres es una ciudad con alojamiento muy caro, es difícil encontrar un alojamiento decente,barato y buen situado sobretodo en temporada alta. Puedes aprovechar los 15€ que te reembolsa Booking realizando la reserva a través de este link.

Día 1 recorriendo Londres a pie

 

Nuestro primer día en Londres comenzó al medio día, salimos por la mañana temprano de Alicante y conseguimos llegar al hotel para dejar las cosas al medio día, con muchas ganas e ilusión nos dirigimos caminando hasta el Museo de Historia Natural.

¿Sabías que los Museos Nacionales de Londres son gratis?

Los Museos Nacionales son gratis (puedes dar un donativo pero no está mal visto no dar nada), te lo contamos en ¿Qué hacer gratis o casi gratis en Londres?.

Uno de los museos imprescindibles de Londres si se viaja con niños es El Museo de Historia Natural (Natural History Museum) ya que posee una inmensa colección de más de 70 millones de especímenes y objetos de diversos ámbitos, principalmente botánica, entomología, mineralogía, paleontología y zoología. ¡A nuestra peque le encantó!

Junto al Museo de Historia Natural se encuentra el Museo de Victoria y Albert. Nosotros continuamos caminando por Cromwell Road y Brompton Road hasta toparnos con el conocido centro comercial Harrods donde nos maravillamos ante su decoración y artículos de lujo .

Aprovechando la siesta de la pequeña continuamos caminando hasta Wellington Arch y poco después aparecimos en Piccadilly Circus, lugar que rápidamente se reconoce por sus luces de neón y sus teatros, muy cerca se encuentra la zona del Chinatown londinense. Nuestra intención era coger el bus 159 para hacer una ruta panorámica gratuita de la ciudad (pagando sólo el billete del bus con tu Oyster o Travelcard) ya que hace el mismo recorrido que los buses turísticos pero sin tener un guía que te explique los lugares por donde va pasando. Tras mucho caminar nos perdimos, no había forma de encontrar la parada y resulta que estuvimos allí mismo pero nos liamos pensando que era en otro lugar, para que no os equivoqueis vosotros se coge en la parada de Oxford Circus. Más info sobre este bus en ¿Qué hacer gratis o casi gratis en Londres?

Finalmente decidimos volver al hotel para cenar y descansar tras andar más de 5km, pero nuestras ansias de conocer la ciudad podían con nosotros y tras un poco de descanso nos metimos en el metro y aparecimos en el Tower Bridge y en la Torre de Londres.

Día 2 Free Tour y a seguir descubriendo Londres

 

Nuestra primera parada del día fue Covent Garden y su decoración navideña. Aquí se inician los free tours de SANDEMAN’S.

Una buena opción para conocer el centro de Londres y su historia es contratar un tour gratuito en español en el que tu mismo pondrás el precio a pagar. Nosotros lo hicimos con SANDEMANs New Europe Tours ya que en otras capitales europeas nos gustó mucho y en Londres no nos defraudaron. También tienen otros tours para profundizar más en la ciudad con muy buenos precios Ver todos los tours SANDEMANs

Tras la foto de grupo comenzamos a caminar hasta la Galería Nacional que se encuentra en Trafalgar Square y en la que destaca en el centro la columna de Nelson.

A continuación nos adentramos al territorio de la reina visualizando el palacio de St. James, el palacio de Buckingham, el Vlictoria Memorial y la guardia montada (no tuvimos la suerte de verlos desfilar, hay que consultar los días y los horarios)

Junto al palacio se encuentra St. James Park, un parque que tuvimos la suerte de ver en época otoñal y nos enamoró.

Tras historias de reinas y príncipes, continuamos el tour aprendiendo también sobre el gobierno londinense en la Abadía de Westminter y llegamos al mítico símbolo de Londres, su torre del Big Ben. Tras numerosas anécdotas de la historia de Londres nos despedimos de nuestros compañeros de tour frente la catedral de Westminster.

Tras reponer fuerzas con el típico fish & chips en un restaurante cercano nos fuimos a nuestro hotel a descansar y esperar que anocheciera para recorrer un poquito de Londres de noche. Es imprescindible visitar de noche el río Támesis con el inmenso y colorido London Eye.

Día 3 El British Museum, el río Támesis y una cena sorpresa

 

Nuestra primera parada del día fue el Museo Británico (British Museum), este museo abarca campos como la historia, la arqueología, la etnografía y el arte. Su sección sobre Egipto y sus momias es la más importante del mundo después de la del Museo Egipcio de El Cairo ¡es espectácular! ¡y es gratis! ¿Qué hacer gratis o casi gratis en Londres?

Tras la siesta matutina de la pequeña en el British Museum (creo que le aburren porque siempre se nos duerme pero es un alivio porque sino nos dejaría ver nada jeje). Continuamos descubriendo los mejores lugares de Londres y entre ellos la Catedral de St. Paul’s. Si se continua caminando hacia el río se encuentra el Millenium Bridge con unas vistas increíbles al Támesis y al Distrito Financiero.

Caminamos por el Distrito Financiero entre los rascacielos hasta toparnos con el encantador mercado de Borough Market.

Muy cerca se encuentra el mirador “The view” en el edificio The Shard, es el rascacielos más alto de la Unión Europea con 310 metros de altura. El precio es de 26 libras los adultos y con la entrada de un adulto pueden entrar gratis hasta 2 niños menores de 16 años, es un precio algo elevado si queremos ahorrar en nuestro viaje low cost, haz click para comprar tu entrada a The view from the Shard. Nosotros decidimos no subir y tomarnos unas buenas cervezas en la cafetería entre los pisos 31 y 33 para de unas fantásticas vistas de la ciudad, algo caras pero mejor amortizadas ya que nos permitió ver las vistas, descansar y escapar del frío otoñal. ¿Sabes qué incluso el baño tiene vistas?

Tras admirar Londres desde The Shard decidimos hacer un pequeño recorrido en barco por el Támesis.

¿Sabes qué se puede navegar por el río Támesis sin necesidad de contratar un crucero?

¿Cómo? Con el servicio conocido como River Bus, es un servicio regular de barcos que permite desplazarse por la ciudad a través del río Támesis. Con los River Bus, no sólo te ahorras todos los agobios del metro y los atascos en los autobuses sino que mientras te lleva a tu destino, puedes disfrutar de un paseo en barco con maravillosas vistas de la ciudad. Además, todos los barcos disponen de cafetería y wifi gratuito. Como los River Bus pertenecen a la red metropolitana de transporte, los viajes se pueden pagar directamente con la Oyster Card saliendo más económico que pagando en efectivo. Nuestro recorrido fue entre el Tower Bridge y el London Eye (Millenium Pier), pero puedes llegar hasta Greenwich si se quiere realizar un viaje más largo. Más info en ¿Qué hacer gratis o casi gratis en Londres?

Por la tarde antes de cenar paseamos por Piccadilly Circus y Regent Street disfrutando de su decoración navideña, pero donde más disfrutó nuestra bebé fue en la juguetería Hamleys, ya que no es solamente una de las jugueterías más antiguas y más grande del mundo con sus 7 plantas, también es una de las más famosas.

Ésta maravillosa juguetería es el paraíso de cualquier niño y se encuentra localizada en la famosa Regent Street en el centro de Londres. Sus escaparates son sin duda de los más coloridos de Londres y al pasar la puerta te encontrarás con la tienda de juguetes con la que todos los niños sueñan.

Regent Street en Navidad

¿Y después? Disfrutamos de una magnífica cena en el Streetxo, el restaurante que abrió Dabiz Muñoz, el famoso chef con 3 estrellas michelin, en Londres, con su decoración estrambótica y muy peculiar que tanto lo caracteriza, al igual que sus restaurantes de Madrid. Nos encantó conocer su cocina de fusión con toques orientales. ¿Es un restaurante caro? Si lo comparas con los precios de Londres hasta resulta barato cenar aquí. Nosotros cenamos por 80€ y disfrutamos de un servicio de 10 en el que los camareros nos hablaban en español. ¿Qué más se puede pedir? Si se acude a cenar temprano sobre las 19.30 o 20 horas se puede cenar muy tranquilo y sin la música muy alta. Se puede reservar con algo de antelación sin problema mediante open table no como ocurre en Madrid que hay que hacer cola el mismo día para cenar. Así celebramos nuestros cumples con una magnifica cena para nuestra última noche londinense.

StreetXo

Día 4: Aprovechando nuestro último día en Londres antes de volver

 

No nos podíamos ir de Londres sin ver el conocido barrio de Notting Hill y su mercado de Portobello, el mejor día para visitarlo son los sábados, pero era viernes y había que intentarlo, aunque no se encontraba en su máximo apogeo, las tiendas se encontraban abiertas y habían algunos puestos en sus calles. Para llegar cogimos el bus cerca de nuestro hotel así pudimos disfrutar de las vistas desde la segunda planta de un mítico bus rojo londinense. Perderse entre sus calles, entrar a sus tiendas vintage y sentirte estar dentro de la película Notting Hill, son algunas de las muchas opciones que encontrarás en este barrio que enamora. Si tenéis la posibilidad de visitarlo en fin de semana por la mañana no lo dudéis así lo veréis en todo su apogeo.

No muy lejos encontramos nuestro parque favorito de la ciudad, Holland Park, es el más tranquilo y con mucho encanto. La verdad que no lo podemos comparar con todos los parques de Londres ya que el tiempo no nos acompañó para disfrutar del conocido Hyde Park y de otros parques londinenses, como en todos los viajes se nos quedan cosas pendientes para ver así hay escusa para volver…

Y con nuestro paseo por Holland Park ponemos fin a nuestra visita londinense, pero nuestras aventuras no acabaron aquí… Por primera vez tuvimos retraso en nuestro vuelo de vuelta a España, más de tres horas de retraso en las que Ryanair se estiró dándonos un vale de unos 6€ para cenar a cada uno, hasta última hora nos mantuvieron con la incertidumbre de si saldría el avión o no, pero finalmente a la 1 de la madrugada llegamos a Alicante. Vivir un retraso de avión yendo con peques es muy duro, el cansancio, sus comidas, la incomodidad… ¿Habéis sufrido alguna vez un retraso en vuestro avión? Esperemos que no nos vuelva a suceder en mucho tiempo ni a vosotros tampoco.

Si visitáis Londres no os perdáis nuestro post ¿Qué hacer gratis o casi gratis en Londres con bebé? con algunos consejos para ahorrarnos unos euritos y aprovechar Londres al máximo.

¿Cuándo es la mejor época para ir?

Recomendamos visitar Londres en temporada baja ya que los precios de los aviones y de los hoteles bajan y tu viaje te puede salir algo más económico. Nosotros lo visitamos en otoño, en el mes de noviembre, y a pesar de que hacía frío nos encantó visitarlo en época otoñal y ver los parques con los mantos de hojas caídas. ¿Se pasa frío? A nosotros no nos molesta viajar a lugares fríos, con buena ropa de abrigo y un buen saco para el carro para que nuestra bebé este calentita en sus paseos nos apañamos bien y el frío no nos para a la hora de descubrir las ciudades. ¿Te animas?

Pin It on Pinterest

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar