¡Si visitas Hong Kong con niños no debes de perderte estos 10 imprescindibles!

 

1. Cruzar en Ferry de Kowloon a la isla Hong Kong

ferry hongkong 150x150 - Hong Kong con niños y sus 10 imprescindibles¿Hong Kong es una isla? Así se le conoce a la parte más moderna de Hong Kong que efectivamente se encuentra en una isla. En la península se encuentra Kowloon que es la zona más caótica y más poblada y los Nuevos Territorios. Enfrente de Kowloon se encuentra la Isla de Hong Kong, pero también otras islas como Lantau o Lama.

Bien si estas alojado en un sitio o en otro tendrás que atravesar algunos kilómetros del mar de China Meridional. Lo podrás hacer en metro, por carretera o en barco.

¿Lo atravesamos en barco? Es un paseo muy recomendable que sale desde el Star Ferry Pier en Kowloon (Tsim Sha Tsui) a Central Ferry Pier donde podrás comenzar tu ruta para visitar la isla de Hong Kong. El trayecto del ferry tiene una duración de 7 minutos y su precio es de 2,70HKD (0,30€) adultos y niños entre 3 y 12 años 1,50HKD, en fin de semana sube el precio siendo de 3,70HKD (0,40€) y 2,20HKD respectivamente.

En la Isla de Hong Kong no olvides visitar HSBC Tower con 52 plantas y 62 escaleras mecánicas, Bank of China Tower, Saint John’s Catedral la iglesia anglicana más antigua de Extremo Oriente.
?c=7040&m=1356820&a=305011&r=&t=html - Hong Kong con niños y sus 10 imprescindibles

2. Subir a la segunda planta de los tranvías hongkoneses

¿Sabéis qué encontraréis tranvías de dos plantas en la isla de Hong Kong? Son super curiosos, estrechos, coloridos y de estilo vintage ¡tienen más de 100 años de antigüedad! Un imprescindible en Hong Kong con niños muy recomendable, bien para moverte por la isla o simplemente para probar la sensación de subir a la segunda planta y asomarte por la ventana. Creo que estos tranvías se ponen en el puesto número 1 de todos los que hemos subido, incluso supera al mítico de Lisboa.

¿Su precio? Se puede pagar con la tarjeta Octopus o en efectivo con importe exacto o tendrás que dejar el cambio como propina… son 2,30HKD (0,25€) adultos y 1,20HKD niños (de 3 a 12 años). Si quiero comprar la tarjeta Octopus cuesta 150HKD (17€) e incluye una recarga inicial de 100HKD y un depósito de 50HKD que se reembolsa en el momento de su devolución al igual que el importe que no se haya utilizado también será devuelto.

Puedes coger el tranvía para visitar el Zoológico y el Jardín Botánico, Hong Kong Park y Edward Youde Aviary con pasarelas elevadas para observar las aves, y lo mejor es que la entrada a estos sitios es gratuita. También puedes llegar al edificio Central Plaza de 78 plazas llamado la jeringuilla gigante y subir a la planta 46 que se encuentra abierta al público.

3. Subir a la segunda planta de los buses urbanos

¿Estamos en Londres? ¡No! ¡En Hong kong! Aquí también hay buses urbanos de 2 plantas y nos encanta seguir investigando la ciudad desde las alturas, es un buen comienzo y final para visitar la isla de Lantau y llegar al teleférico que sube al Gran Buda o para decir adiós a este gran viaje por China y volver a España. ¡Ojo! tener mucho cuidado al pagar hay que poner el importe exacto y depende de donde subas será un precio hasta tu destino. Una vez metes el importe en una especie de hucha ya no hay devolución, nosotros cometimos ese error, por no tener cambio le dimos un billete que era el doble del importe de nuestros billetes y nos quedamos con cara de tontos esperando la devolución que nunca llegó.

4. Ver el espectáculo de luces desde el paseo marítimo de Kowloon

Todos los días a las 20 horas se puede disfrutar desde el paseo marítimo de Kowloon, entre la Avenida de las Estrellas y el Centro Cultural de Hong Kong que destaca por su antiguo campanario de 1921, el espectáculo de luces y sonido que hace el skyline de Hong Kong, el Symphony of Lights, por 45 edificios repartidos entre la isla de Hong Kong y Kowloon. Comprende 5 fases: Despertar (crecimiento de Hong Kong), energía (la fuerza de Hong Kong), herencia (su cultura y tradición), colaboración (la unión de las dos partes de la bahía en una sola) y celebración (el próspero futuro de la ciudad). Y lo mejor es que este espectáculo se puede disfrutar ¡gratis! Siendo un auténtico imprescindible en tu viaje a Hong Kong con niños.

Después de ver el espectáculo no hay nada como un paseo nocturno por la Avenida de las estrellas si ya está abierta… Nosotros tuvimos mala suerte y se encontraba en obras hasta finales del 2018 así que nos quedó pendiente ver el homenaje a famosos de la industria del cine como Jacky Chan o Chow Yun Fat. También puedes disfrutar de un largo paseo por Nathan Road, la calle principal de Kowloon cuya longitud es de 3,6 kilómetros.

5. Subir al Peak Victoria

Lo más emocionante de subir al Peak Victoria es subir al Peak Tram con más de un siglo de historia (data de 1888). El trayecto solo dura siete minutos y es una experiencia visual para recordar, mientras los rascacielos pasan y se van quedando por debajo de nosotros en ángulos imaginables a medida que el funicular asciende. Este funicular funciona todos los días desde las 7 de la mañana hasta medianoche, saliendo cada 10 a 15 minutos de la terminal del funicular del Peak Tram situada en Garden Road. El precio de ida y vuelta con entrada al mirador Sky Terrace 428 es de 99HKD (11€) los adultos y 47HKD los niños entre 3 y 12 años. A pesar de que es una atracción en la que se forman grandes colas merece totalmente la pena en tu visita a Hong Kong con niños, el precio sin entrar al mirador es de la mitad que el anteriormente dicho.

Una vez arriba, durante el día podrás ver los resplandecientes rascacielos y el Puerto Victoria hasta las verdes colinas de los Nuevos Territorios. Al atardecer, el paisaje se funde en tonos rosas y naranjas antes de transformarse en una deslumbrante galaxia de luces, que brilla a tus pies. Además del mirador encontrarás muchos restaurantes con increíbles vistas al Skyline pero no son baratos…

Nosotros queríamos ver el atardecer pero cuando conseguimos estar arriba después de esperar la cola del Peak Tram ya había anochecido… De todas maneras es una experiencia super recomendable a cualquier hora.

6. Subir la escalera mecánica más larga del mundo

Se trata de un medio de transporte al aire libre que en menos de 20 minutos traslada a una persona desde el bullicio del distrito Central a las tranquilas laderas residenciales del barrio de Mid-Levels, una escalera cubierta de casi un kilómetro. Una solución innovadora al no poder hacer calles más anchas debido a la densidad de la ciudad.

¿Sabes qué? A mitad de trayecto hay una máquina que añade 2HKD al abono transporte en compensación por haber utilizado este medio en lugar de un vehículo motorizado siendo un incentivo más para dejar el coche en casa.

Realmente no es una escalera mecánica gigantesca y seguida, se divide en una decena de tramos para que el peatón pueda bajarse en cualquiera de las 14 calles que conectan con este servicio. Hay que tener en cuenta que en cada tramo solo hay una escalera mecanizada que cambia de dirección según la hora del día. Por la mañana temprano, se dirige hacia abajo en dirección a las oficinas. A partir de las 10:00, invierte su sentido y se dirige hacia las zonas residenciales situadas en alto hasta medianoche y después se apaga.
?c=15982&m=1223175&a=305011&r=&t=html - Hong Kong con niños y sus 10 imprescindibles

7. Elegir un hotel con vistas a la bahía de Hong Kong

Hay muchas clases de alojamiento para tu visita a Hong Kong pero sin duda recomendamos un hotel con vistas a la bahía. ¿Por qué? Porque no todo va a ser patear la ciudad y no parar de ver cosas… También nos merecemos un poco de relax, después de más de 15 días recorriendo China, necesitamos un alojamiento tranquilo con buenas vistas para disfrutar en familia.


Booking.com


Nosotros elegimos el Hotel de 5 estrellas Harbour Grand Kowloon con una terraza con vistas panorámicas a la bahía desde la que podías disfrutar los amaneceres, atardeceres e incluso el espectáculo nocturno de luces. La habitación era amplia pero muy normal y sin vistas, de las más baratas del hotel y eso que pagamos casi 150€ la noche, pero el alojamiento en este país es caro y lo bueno se paga. Se encuentra en el paseo marítimo a 30 minutos andando de la zona animada de Kowloon, era una zona más comercial con centros comerciales y zonas residenciales, pero tenías cada 30 minutos transporte gratuito privado hasta Nathan Road (Kowloon). ¿Quieres ver y reservar este hotel? Pincha aquí. Si visitas Hong Kong con niños no dudes en alojarte en un hotel así para disfrutar en familia.

Si la terraza era espectacular, sin duda la piscina en la azotea era todavía mejor, relajarte con un buen baño al atardecer fue un gran broche final para acabar nuestro viaje por China.

8. Inspeccionar los parques de Kowloon

El parque más conocido y pulmón verde en esta zona con tanto ajetreo es Kowloon Park. Es el parque más conocido y donde sus habitantes salen a respirar y a comer con su picnic improvisado. Esculturas, torres que simulan pagodas, jardines chinos, un aviario y un lago artificial en el que se pueden ver flamencos es lo que encontrarás en este parque. A nosotros sinceramente no nos llamó mucho la atención, pero continuamos intentando encontrar parques y si tenían columpios para nuestra pequeña mejor.

Los encontramos en la zona donde estábamos alojados, muy cerquita del Hotel Harbour Grand Kowloon, en el mismo paseo marítimo encontramos Tai Wan Shan Park y continuamos andando y descubrimos Hutchison Park, un enorme parque con su lago y muchos columpios, y lo mejor la tranquilidad ya que se encuentra en una zona residencial fuera del caos del centro de la ciudad.

En la isla de Hong Kong podrás encontrar más parques como el Jardín Botánico y el Zoológico, Hong Kong Park y su aviario, Victoria Park

9. Visitar los centros comerciales de Hong Kong

Recomendamos hacer una visita a los centros comerciales que encuentres cerca de tu alojamiento, nosotros teníamos varios en la zona de Whampoa Garden y fueron un descubrimiento ya que encontramos muy buenas ofertas (creíamos que en China encontraríamos gangas para hacer compras pero fue un fracaso, las encontramos todas en Hong Kong). Ya no sólo por las ofertas también por encontrarnos una planta entera con atracciones y juegos para la pequeña. Si no se puede ir al parque porque llueve viene genial encontrarte algo así, aunque no se suba en las atracciones ya viendo las luces y tocando las cosas nuestra niña es feliz.

Pero no hay que olvidar lo que puedes encontrar en los supermercados… ¡Nos recordó a nuestro viaje en Japón! Encontrarás mucha variedad de sushi y…

¿sabes lo mejor? A partir de las 7 de la tarde le bajan el precio quedándose incluso a la mitad (al igual que hacen en los supermercados japoneses). Además tienes puestos de comida que te la hacen al momento y un montón de mesas y sillas (incluso tronas) para comer allí. Es una forma de comer o cenar comida típica china y japonesa al mejor precio.

10. Visitar la Isla de Lantau y su Gran Buda

Puedes llegar hasta la Isla de Lantau en ferry o en bus, nosotros elegimos la segunda opción y paramos justo donde se coge el teleférico para subir a la montaña más alta de la isla, Ngong Ping. Donde se encuentra el Monasterio Po Lin que alberga al Gran Buda (Tian Tan), bueno albergar… no sería la palabra ya que se encuentra al aire libre debido a su magnitud, exactamente 34 metros de altura. Además para llegar hasta sus pies deberás subir 268 escalones. El precio del teleférico de Ngong Ping ida y vuelta cuesta 135HKD (15€) adultos y 68HKD niños, el trayecto es de 25 minutos. También se puede subir hasta arriba con el bus nº 23 pero pierdes todo el encanto de poner observar las increíbles vistas del mar, la montaña y la ciudad. Más info en ¡Subimos al Gran Buda de la Isla de Lantau!

¿Quieres saber más sobre el Gran Buda de la isla de Lantau? Aquí te lo contaremos todo.

10+1. ¿Y si nos vamos a un parque de atracciones?

¿Sabes qué en Hong Kong también hay un Disneyland? Es una versión reducida de Disneyland París siendo sus atracciones copias de éste. Si has visitado el de París no es recomendable entrar ya que decepcionará al no encontrar nada nuevo, pero está proyectado una futura expansión con la construcción de Frontierland y atracciones únicas. Su precio es de 589HKD (65€) adultos y 418HKD (46€) niños entre 3 y 12 años y la forma más cómoda de llegar es en metro. Nosotros durante nuestro viaje a China visitamos el Disneyland de Shanghai y nos encantó, pincha aquí para saber más.
?c=15982&m=1368899&a=305011&r=&t=html - Hong Kong con niños y sus 10 imprescindibles
Nosotros recomendamos visitar el Ocean Park, un parque de atracciones diferente. Mezcla animales típicos de la zona y de la vida marina con emocionantes espectáculos y atracciones. El parque se divide en dos áreas principales que se encuentran conectadas con un teleférico con unas vistas increíbles y con el Ocean Express (un tren funicular). Un enorme parque donde es imposible aburrirte, pero hay que tener en cuenta que el calor puede ser algo sofocante. Su precio es de 480HKD (53€) los adultos y de 240HKD los niños entre 3 y 12 años, se llega cómodamente en metro. Toda la info más detallada sobre este parque tan conocido en Hong Kong pinchando aquí.

Si piensas en visitar China y Hong Kong con niños te vendrán genial nuestros consejos para preparar tu viaje pinchando aquí.

¡No te pierdas las mejores ofertas de tours, excursiones, cruceros… en Hong Kong pinchando aquí!

Te enseñamos Hong Kong con niños y sus imprescindibles en nuestro vídeo de YouTube. ¡No olvides suscribirte a nuestro canal!

 

?c=14084&m=1256205&a=305011&r=&t=html - Hong Kong con niños y sus 10 imprescindibles

Pin It on Pinterest

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar