¿Cómo conocer Córdoba en familia?

 

¿Te animas a conocer Córdoba en familia y todos sus encantos? Es una ciudad que invita a pasear, un destino tranquilo y muy agradable. Durante gran parte del año su clima es muy benigno, lo que la convierte en muy acogedora. La Mezquita es el corazón de la ciudad y de ella surgen las principales calles y barrios que atrapan el interés de todos los turistas.

Si hay un momento para visitar Córdoba, ese es sin duda el mes de mayo. En el mes más florido del año, y a continuación encontraremos sentido a lo de florido, Córdoba se transforma, pues los Patios, la Cruz de Mayo y la Feria revolucionan por completo la ciudad. Os mostramos a continuación algunos planes para conocer esta ciudad con niños.

Córdoba es una ciudad de paso, a medio camino entre Sevilla y Madrid

Capital de Al Andalus, Córdoba es una ciudad perfecta para pasar unos días en familia. Desde un fin de semana a una temporada más larga, ofrece muchos lugares interesantes y cargados de historia.

Sus calles son el escenario por donde han pasado tartesios, cartagineses, romanos, visigodos, musulmanes, judíos y cristianos. De algún modo, Córdoba es una alegoría de Andalucía, un territorio fértil y muy vivo que es todo un crisol de culturas.

Un buen modo de acercarse a la historia de la ciudad y sus monumentos más emblemáticos es hacer un FreeTourCordoba, una fórmula de conocer algunos secretos de esta ciudad con raíces árabes y profundizar en los rincones con más misterio.

Aunque es un destino que pide conocerse más a fondo, un buen acercamiento a la ciudad es pasar un fin de semana o un puente alojados en ella. Córdoba siempre ha sido considerada como una ciudad de paso, por su buena conexión con Madrid, Sevilla y también Málaga. La presencia de tren de alta velocidad hasta estas ciudades consigue que cada fin de semana lleguen centenares de turistas.

¿Qué ofrece la ciudad de Córdoba para los más pequeños?

Son muchos los monumentos a visitar en la ciudad, pero un buen modo de iniciarse en la Córdoba más auténtica es visitar el Museo Arqueológico, que además ofrece entrada gratuita. En él, además de numerosas piezas que relatan la extensa historia cordobesa, podremos descubrir las ruinas del teatro romano, hoy ocultas bajo la plaza de Jerónimo Paez.

Córdoba, bañada por el río Guadalquivir, tiene como una de sus grandes postales la vista de la ciudad desde el Puente Romano. Muy cerca de este emplazamiento se encuentra la Torre de la Calahorra, que alberga el Museo de las Tres Culturas. En este centro está activa una exposición gratuita para niños con audioguía que resume la importancia de la ciudad en la época medieval y la convivencia que desarrollaron las culturas musulmana, cristiana y judía. Además desde la azotea de la torre se observan magníficas vistas del río y la ciudad.

Junto al Puente Romano se localiza el Arco del Triunfo, un monumento en honor al patrón de la ciudad, San Rafael, por el que se da entrada hasta la Mezquita Catedral y el centro histórico de Córdoba.

La Mezquita es, sin duda, el monumento más conocido de Córdoba. El patio de los naranjos, su fuente, el minarete campanario y por supuesto el interior, con sus columnas policromadas que son una verdadera joya arquitectónica. A nivel nacional, este enclave es uno de los monumentos más visitados de España, y en Andalucía solo la Alhambra de Granada puede competir en cuanto a número de turistas.

córdoba en familia

 

Fuera de la Mezquita, pero en el casco histórico de la ciudad, cabe destacar el barrio de la Judería. La cultura judía-sefardí ha dejado en Córdoba muchos vestigios de un legado muy interesante. La Sinagoga de la Calle Judíos es solo un ejemplo de ello, además la visita también es gratuita, como ocurre con la Casa de Sefarad.

Disfrutar de los Patios Cordobeses

El resto de enclaves de la ciudad, muy numerosos: palacios, iglesias, plazas, el Alcázar de los Reyes Cristianos… se muestran espectaculares todo el año, pero si hay una buena época para conocer Córdoba es durante el mes de mayo, con los patios.

Cada año, el ayuntamiento y la Asociación Amigos de los Patios Cordobeses diseñan recorridos para visitar los patios más bonitos de la ciudad, en una actividad que tiene lugar entre la segunda y la tercera semana del quinto mes del año.

Los patios de decenas de casas se engalanan con macetas repletas de flores que se cuidan durante todo el año, para alzarse con los galardones entregados por el ayuntamiento. Desde hace unos años, los patios también pueden ser visitados en otras épocas, como por ejemplo la Navidad, lo que favorece la llegada de visitantes a la ciudad también en ese momento.

¿Te animas a conocer Córdoba en familia?

Nosotros la conocimos con una visita rápida de una noche durante nuestro road trip de una semana por Andalucia cuando nuestra niña era un bebé de 3 meses y sin duda nos quedamos con ganas de conocer mejor la ciudad y profundizar más en su historia. ¡Volveremos de nuevo a conocer Córdoba en familia!