Descubriendo el oeste de Sao Miguel

Miradouro de Beira Mar

Muy cerca de nuestro Hotel Pedras Do Mar en Fernais da Luz  avanzando hacia el oeste de Sao Miguel por la costa y nos encontramos con el Miradouro da Beira Mar. Sin saber lo que se veía desde ahí, enseguida lo reconocimos, era un elefante con su trompa (también llamado el mirador Elephant Trunk), muy parecido al que se encuentra en un parque de Guilin (China) al que se accede con una entrada de unos 20€ y aquí lo puedes observar completamente gratis (los chinos saben venderse pero muy bien).

Llegamos al municipio de Capelas, vimos una carretera que se desviaba al interior, hacia la Lagoa do Canario, y nos adentramos. Antes de llegar nos quedamos maravillados ante el Acueducto do Cãrvao, sin esperarlo junto a la carretera te topas con este impresionante acueducto conocido como el Muro das Nove Janelas. Este acueducto se usaba para llevar agua a Ponta Delgada. Detrás de éste un lago, la Lagoa de Pau Pique. Una vez aquí tienes la opción de seguir hasta la Lagoa do Canario o coger una carretera hacia Covoada y Relva donde podrás encontrarte con pequeños lagos: Lagoa das Empadadas, Lagoa Rasa, Lagoa do Carvao… admirándolos desde los miradores de Pico Paúl y Pico do Corvao.

Lagoa do Canario

Nosotros cogimos el camino a Lagoa do Canario continuando con nuestra ruta por el oeste de Sao Miguel, pero con la mala suerte que se encontraba muy cubierto por las nubes y la niebla, provocando una visibilidad nula del lago. Un día despejado no puedes perderte adentrarte en el Miradouro Boca do Inferno del final del camino, con unas estupendas vistas a los lagos de Sete Cidades. Es super curioso ver los merenderos y las barbacoas llenas de musgo en el acceso al mirador, se nota que es una zona llena de umbría.

El acceso a la Lagoa do Canario en coche tiene un horario limitado en invierno, sólo se encuentra abierta la puerta de acceso entre semana de 8.30 a 15 horas, en verano tiene un horario más amplio, abierta de 8:30 a 16h y fines de semana de 10 a 19h de mayo a septiembre. De todas formas fuera de este horario tienes un acceso peatonal, pero el camino hasta el mirador puede mucho más largo.

?c=23300&m=943359&a=305011&r=&t=html - Oeste de Sao Miguel: Sete Cidades y más descubrimientos

 Lagoa das Sete Citades

Y por fin nos acercamos hacia la Lagoa das Sete Citades, antes de llegar te topas con varios miradores: Miradouro do Cerrado das Freiras y da Lagoa de Santiago. Finalmente te encuentras con las orillas de Lagoa Verde y Lagoa Azul, divididas por el Canal Das Sete Cidades antes de llegar al Municipio con el mismo nombre. Nosotros elegimos pasear alrededor de la Lagoa Verde, un lugar que invita a pasear por su orilla mientras los pequeños se divierten dando de comer a los patos.

Después de un agradable paseo respirando naturaleza pura, subimos al coche deshaciendo lo avanzado para ir hacia el Miradouro da Vista do Rei, el más conocido y frecuentado por los turistas. Allí mismo se encuentra un Hotel abandonado, se dice que desde la terraza de su azotea se divisa la mejor vista de los lagos, pero no recomendamos acceder a él ya que se encuentra en ruinas, poca visibilidad… Hay que decir que a nosotros nos pudo la curiosidad y nos asomamos para ver como se podía acceder pero al toparnos con agujeros en el suelo ya en la entrada, nos dimos cuenta que era un peligro y más yendo con la bebé.

Y para comer a Mosteiros

Nuestra ruta por el Oeste de Sao Miguel llegaba a su fin después de deleitarnos con las increíbles vistas en el mirador de Vista do Rei. Comenzamos a tener hambre y elegimos un restaurante en Mosteiros para degustar el pulpo típico de la isla, fuimos al Restaurante O Américo De Barbosa. Probamos las lapas Grelhadas y el pulpo. Hay que decir que el pulpo en Portugal tiene mucha fama pero como el que se hace en Galicia no hay punto de comparación, aquí lo cocinan un poco más duro y seco. Estos platos junto a unas cervezas nos costó todo 30€.

Para bajar la comida no hay nada como visitar su playa y la Ponta dos Mosteiros.

Hacia el sur de Sao Miguel

Dejamos el Oeste de Sao Miguel para continuar con el coche hacia el sur y visitamos el Miradouro da Ponta do Escalvado. Continuando por esa carretera podrás ver desde el Miradouro da Ilha Sabrina el faro y unas hermosas vistas de la costa. Es increíble encontrarte con miradores tan bonitos y totalmente equipados con sus barbacoas, incluso en algunos hay hasta leña preparada, pero lo mejor es sentarte y disfrutar de esas vistas increíbles con el mar como protagonista.

Bordeando la costa encuentras la Ponta da Ferraria y sus Termas, un spa natural con piscinas de agua  caliente. Antes de llegar hay un desvío para visitar el Faro de Ponta da Ferraria.

Siguiente parada un increíble mirador, el Miradouro da Vigia das Beleias das Feteiras, el lugar perfecto para ver una puesta de sol los días despejados. Es difícil encontrar un día propicio para ver la puesta ya que la isla se viste casi siempre de un manto de nubes, pero si se despeja no dudéis en acudir a este mirador.

Ponta Delgada y el Jardim António Borgues

Después de nuestra ruta por el Oeste de Sao Miguel descubriendo lagos, miradores, acantilados, playas… Tocaba visitar la ciudad más conocida de la isla, Ponta Delgada. Acudimos directamente al Jardim António Borges, la pequeña necesitaba su momento de diversión urgentemente y este jardín botánico lo tenía todo, cuevas, estanque con patos, columpios… Era el momento de ella, hacer amigos nuevos mientras jugaba con los columpios y así conoció a su amiga portuguesa Diana.

La pena que el parque cerrará a las 6 de la tarde en invierno ya que anochece antes, pero no pasa nada porque ya habíamos fichado que al lado había un centro comercial, el Parque Atlántico, y nos llevamos una buena alegría al encontrarnos un pequeño parque para los niños dentro y gratis. Así que allí terminamos la tarde, entre juegos, compras al supermercado “Continente” y teniendo que visitar el McDonald’s porque empezaba a estar nuestra niña un poco tonta con la comida y una hamburguesa nunca falla. Que poco nos gusta tener que recurrir a la comida rápida…pero en los viajes toca hacer alguna excepción. ¿A vosotros también os pasa en los viajes?

¿Te animas a descubrir este paraíso de la naturaleza?

Pin It on Pinterest

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar