Un día más nos pusimos en ruta para recorrer la Isla de Sao Miguel… ¿Qué vimos en nuestro tercer día del viaje?

 

Primera parada… ¡Caldeira Velha!

Con fácil acceso desde Ribeira Grande en dirección a la Lagoa do Fogo, se trata de un parque natural, Monumento Regional de las Islas Azores, con una cascada de agua caliente que fluye por la roca hasta una laguna de aguas calientes de color esmeralda, donde es posible pegarse un baño. El agua deja el reflejo de su paso en la roca que se vuelve de un color anaranjado rojizo. Este fenómeno junto con el verde intenso de la vegetación exótica y sus bosques de laurisilva que la rodean dan nombre a este parque.

Nosotros a pesar de que un baño caliente nos hubiera sido super placentero, pero por la pereza de mojarnos y luego salir, secarnos, cambiarnos… y si le sumábamos que estábamos a unos 15 grados, a pesar de que el agua se encuentre a unos 35º en la poza de abajo y en la de la arriba donde se encuentra la cascada a unos 20º, no nos animó lo suficiente. No lo disfrutamos de esa forma pero si paseando por el parque observando el enorme contraste existente y riéndonos cuando nuestra pequeña se acercó a la zona donde se encuentra el agua en ebullición y dijo de repente “¡qué asco!” nunca antes lo había dicho, pero la olor a huevo duro por el alto contenido de azufre había que describirla de alguna forma.

El precio de la entrada es de 2€ por persona, se encuentra abierto todos los días, de Noviembre a Febrero de 9 a 17 horas, Marzo y Octubre de 10 a 18 horas, de Abril a Septiembre de 9 a 20.30 horas, el parking es muy pequeño por lo que la gente acaba aparcando en el arcén de la carretera.

Nosotros solamente entramos a estos baños termales, ya que siendo Enero no nos apetecía mucho hacer uso de las pozas (en Furnas se encuentran la mayoría de ellas). Caldeira Velha es un buen lugar para poder ver las pozas a la vez que disfrutas de un bonito paisaje, pero que conste que a la próxima no falla un buen baño en sus aguas.

Disfrutado de unas vistas increíbles en el Miradouro da Bela Vista

Continuando la carretera hacia la Lagoa do Fogo te encuentras este mirador, el Miradouro da Bela Vista, en la misma carretera donde podrás observar el color por excelencia de esta isla.

El día nos dejó disfrutar de estas magníficas vistas de la Lagoa do Fogo

El siguiente mirador que te encuentras en el camino hacia Agua De Pau es el Miradouro sobre Lagoa do Fogo. Desde allí se puede hacer una ruta para llegar a los pies del lago pero nosotros nos conformamos con observar y maravillarnos de las vistas desde arriba. Viajando con niños pequeños todo no se puede, si que es verdad que lo metes en una mochila portabebés y te puedes poner a andar, pero la falta de tiempo y que nuestra pequeña no se está quieta ganaban a nuestras ganas de caminar.

También se observa una buena vista del lago desde el Miradouro do Pico da Barrosa.

Llegamos a la costa de Agua de Pau

Tras almorzar en un típico merendero de los muchos que encuentras por las carreteras de las Azores, cóncretamente un merendero desde donde puedes comenzar una bonita ruta, el camino Janela Do Inferno. Leímos sobre la ruta y pintaba muy chula ya que tiene buen acceso y es fácil de caminar, destaca por sus dos pequeños túneles subterráneos y un pequeño salto de agua, pero finalmente preferimos llegar hasta la costa con el coche.

Llegamos a una bonita playa de arena negra, Baixa D’Areia. El acceso a la playa se encontraba totalmente equipado con merenderos, barbacoas y baños. También hay una piscina natural y muy cerca un buen hotel de 4 estrellas que nos llamó la atención por su bonita situación si visitas la isla en verano, Caloura Hotel Resort..

Continuando por la costa te encuentras con más miradores como Ponta da Galera y Miradouro do Pisao, desde donde podrás divisar a lo lejos la pequeña isla de Vila Franca do Campo, un lugar de visita obligada ya que es el resultado del cráter de un antiguo volcán sumergido. Está catalogada como reserva natural, en el interior del cráter hay una piscina natural con una forma casi perfectamente circular, que se comunica con el mar a través de un estrecho pasaje. Sus aguas cristalinas y la pequeña playa resultan excelentes para el submarinismo o un buen baño en verano.

¿Cómo visitar la isla de Vila Franca do Campo?

Al tratarse de una reserva natural el número de visitantes por día está limitado por lo que prácticamente se limita a acoger a los excursionistas de los tours organizados que encontrarás en agencias de Ponta Delgada y de Vila Franca do Campo e incluso en los propios hoteles podrás contratarla. Pero hay que tener en cuenta que la isla de Vila Franca do Campo solamente se encuentra abierta al público del 13 de junio al 13 de septiembre, fuera de estas fechas es imposible visitarla. Una empresa conocida de la isla que realiza estas excursiones combinada con observación de cetáceos es Futurismo.

Y llegamos a Vila Franca do Campo

Esta localidad conocida mayormente por su islote también posee bonitas playas y un sendero hacia la Lagoa do Congro, Nosotros la visitamos muy de pasada ya que era la hora de comer y la pequeña también quería un poco de juegos así que nada mas entrar vimos a mano derecha un pequeño polideportivo con un parque y enfrente una pizzería, tocaba adaptarnos a nuestra pequeña y que disfrutara también. Y después de comer ya sabéis lo que toca en un bebé o niño pequeño… ¡la siesta! al coche y carretera…

Caminito a Furnas nos topamos con un desvío hacia el Miradouro do Castelo Branco

Un paisaje increíble en el Miradouro do Castelo Branco con vistas a la Lagoa das Furnas con una pequeña torre vigía a la que se puede subir para admirar las vistas desde ella. Además aparcas a pie de la torre por lo que no tuvimos que molestar el sueño de la bebé.

Una visita express a Caldeiras en Furnas

Continuamos con el coche bordeando la Lagoa das Furnas y observando el municipio desde el coche. Es conocido por ser una de las zonas donde el magma se encuentra muy cerca de la superficie calentando acuíferos e incluso a la propia tierra. En el pueblo hay un jardín con calderas naturales con fumarolas, lodos hirvientes, fuentes de agua con distintos componentes minerales y temperaturas variadas, siempre acompañado de un fuerte olor a azufre. Un lugar muy curioso donde también encontrarás numerosas pozas para bañarte en sus aguas calientes. ¿Queréis saber más de este lugar tan peculiar? Al día siguiente volvimos para conocerlo mejor y comer su conocido cocido pero os lo contaremos en el siguiente post…

Después de esta visita express a Furnas, al seguir durmiendo la pequeña, decidimos hacer el camino de vuelta al hotel donde nos encontrábamos alojados durante nuestra estancia en Sao Miguel, Pedras do Mar Resort & Spa.

Antes intentamos probar suertes y asomarnos al Miradouro do Salto do Cavalo ya que encontramos un desvío y nos animamos a ver si descubríamos otro lugar sorprendente antes de volver, pero fue en vano ya que no se veía absolutamente nada, las nubes se encontraban allí condensadas, es algo normal en la islas azores y es posible que quieras ver algo y no lo consigas porque siempre que intentas visitarlo se encuentra así.

Y para cenar no hay nada como una buena carne en el Restaurante da Associaçao Agrícola de Sao Miguel

Un buen restaurante que encontrarás entre naves industriales cerca de Rabo de Peix, ideal para probar la rica carne de la isla, con muy buena calidad y a precio razonable, conocido con un lema “del prado al plato”. Es un local muy grande, nosotros fuimos entre semana a cenar sin reservar, pero en fin de semana es recomendable reservar. Nos encantó el trato de los camareros e incluso nos dieron para la niña un cuaderno y colores para pintar, detalles que se agradecen.

¿Te gustaría conocer mejor la Isla de Sao Miguel y cómo visitarla? No te pierdas ¿Cómo organizar un viaje a la Isla de Sao Miguel? y Tips para un road trip con niños en las islas Azores

Pin It on Pinterest

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar